Con subfusil Maschinenpistole 5 o MP5 de calibre 9mm fue ejecutado Mario Alexander Reyes Chávez, un reo que se encontraba detenido en una bartolina de la delegación 911 de Los Planes de Renderos, según detalla el reporte preliminar de la investigación que llevan a cabo las autoridades de Seguridad, desde el sábado luego de registrarse el hecho.


De acuerdo al reporte, dos supuestos homicidas ingresaron a delegación, luego de descender de un vehículo particular y huyeron luego de haber disparado en reiteradas ocasiones contra el reo. Sin embargo, al momento de escapar, fueron tres personas las que salieron, por lo que las autoridades suponen que dos pandilleros llegaron a la delegación a entregarle la subametralladora a uno de los policías de la delegación.

El ministerio de Seguridad, David Munguía Payés, indicó que poco antes del ataque, los agentes de turno salieron de la delegación 911 de Los Planes de Renderos para atender una falsa alarma de emergencia en Azacualpa.

Reyes Chávez estaba siendo procesado por dos homicidios y agrupaciones ilícitas, de acuerdo a las autoridades, quienes descartaron que se trate de un testigo criteriado, como se dijo en declaraciones iniciales, el sábado.

Dos de los agentes que se encontraban de turno permanecen detenidos y los otros 12 elementos están concentrados de carácter administrativo y en proceso de investigación, colaborando con la Fiscalía.

Desde el sábado por la tarde, Munguía Payés dio órdenes para que los mejores investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR) asumieran el caso.