Una supuesta orden de detención contra el candidato opositor Henrique Capriles Radonski aumentó hoy la tensión política en Venezuela, ante la exigencia opositora de un recuento de votos de las elecciones presidenciales que dieron un triunfo por estrecha diferencia al oficialista Nicolás Maduro.

El dirigente del partido opositor Voluntad Popular, Leopoldo López, difundió un mensaje en su cuenta de Twitter anunciando una presunta orden judicial para detenerlo a él y a Capriles.

"No es un rumor. Mis fuentes me confirman que están emitidas órdenes contra mí y Capriles. Denuncio ante el país y el mundo esta persecución", escribió López, quien fue acusado por el gobierno de dirigir una serie de hechos violentos.

Además, señaló que la orden fue emitida por el tribunal sexto de control de Caracas, juzgando con competencia en actos de terrorismo. "Esperamos que no ejecuten esta persecución y esta orden política", agregó.

"La olla la está montando el gobierno, esta noche (martes) ordenando a grupos armados a ponerse franelas (camisas) nuestras y generar violencia", agregó.

Maduro, quien fue proclamado ganado por la junta electoral y quien se juramentará el viernes, llamó a Capriles "asesino" y lo responsabilizó que la muerte de siete personas durante una ola de protestas el lunes, después que el líder opositor llamara a una serie de protestas y marchas para exigir el recuento de los votos.

Capriles recalcó que su llamado es a la manifestación pacífica en el marco de las leyes y dijo tener la razón por el estrecho margen con el que fue declarado ganador Maduro en la elección para escoger al sucesor del fallecido mandatario Hugo Chávez.

"Al gobierno le interesa imponer la agenda de la violencia para que no se hable más del tema principal, que es el reconteo voto a voto", señaló.

Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), Maduro ganó con el 50,75 por ciento de los votos (7.563.747) sobre el 48,98 por ciento de Capriles (7.298.491), una diferencia de menos de dos puntos porcentuales.

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, dijo que el Ministerio Público estudiaba encausar a Capriles por sus llamados, con posibles cargos de rebelión y su presunta responsabilidad en los hechos de violencia.

A la vez, Maduro llamó a sus seguidores a través de su cuenta de Twitter a "aislar los fascistas y violentos donde estén y a la justicia a castigar los crímenes cometidos y los destrozos. Paz paz".
"Yo seguiré gobernando el país con el pueblo. Gobierno de calle. Con amor haciendo la paz y el socialismo. Vamos todos a trabajar y prosperar", agregó.

Fuentes vinculadas a Capriles dijeron que el candidato se mantiene al frente de la gobernación de Miranda, en espera de una posible acción en su contra.