Un grupo de vendedores informales que fueron desalojados el viernes pasado del Centro Histórico de San Salvador llegaron, desde tempranas horas, a sector del Hula Hula, para intentar colocar sys ventas, una vez la comuna terminara los trabajos de limpieza; sin embargo, horas más tarde, algunos se retiraron de la zona.

Los comerciantes aseguran que seguirán vendiendo en la zona, a pesar de no tener el aval de la comuna capitalina.

Esta mañana, las autoridades municipales habilitarán el paso vehicular en esta arteria este día. El tránsito para peatones ya está completamente libre.

Las calles Rubén Darío, Arce y 1ª avenida Norte permanecen resguardadas por miembros del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM).

Ante este tema, esta mañana, durante una entrevista televisiva, el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Óscar Luna, reiteró que la entidad estará pidiendo informes a la alcaldía y autoridades de Seguridad para conocer cómo fue el procedimiento de desalojo, la noche del viernes.

Luna dijo no estar de acuerdo con el desalojo, además de confirma que llamó al alcalde Norman Quijano, para tratar de frenar la medida.