El director general de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) consideró el miércoles que los dirigentes deportivos en Jamaica deben responder lo más pronto posible a las acusaciones de una excolega, quien considera que los procedimientos para evitar el consumo de sustancia que mejoran el rendimiento atlético son laxos en la isla.

En un artículo publicado esta semana por la revista Sports illustrated, Renee Anne Shirley, exdirectora ejecutiva de la Comisión Antidopaje de Jamaica, consideró que la agencia de la isla presentó varios problemas "inquietantes" durante su gestión como la principal funcionaria de esa organización.

La comisión no contaba con el personal para implementar programas rigurosos contra el dopaje, escribió, y sólo un análisis se realizó fuera de competencia, entre febrero de 2012 y el comienzo de los Juegos Olímpicos de Londres, cinco meses después.

Cuando la dirigente planteó varias preocupaciones, ningún funcionario de la Comisión jamaiquina las tomó en serio, escribió.

Frustrada, Shirley dejó la agencia en febrero, según el artículo.

"El programa actual, aunque ha mejorado, es una mofa para la imagen de Jamaica y aviva las sospechas en vez de despejarlas", escribió Shirley.

El director general de la AMA, David Howman, dijo que Shirley ha planteado "asuntos muy serios" que deben ser investigados por esa organización, con sede en Montreal. Sin embargo, dijo que la AMA estaba al tanto de que se practicaron en la isla pocos análisis antidopaje antes de los Juegos de Londres.

Howman añadió que Jamaica debe responder a las afirmaciones de Shirley, entre las que destaca una, según la cual, el país no contaba con un funcionario que siguiera el rastro de los atletas para que pudieran practicárseles análisis fuera de las competencias.

"Yo esperaría que ellos hagan esto de manera transparente, pública y con bastante celeridad", dijo Howman, entrevistado el miércoles por The Associated Press, vía telefónica. Los políticos jamaiquinos reaccionaron de inmediato con comunicados para felicitar a los velocistas que acapararon medallas en el Mundial recién concluido en Moscú.

En contraste, han guardado silencio sobre las declaraciones de Shirley en esta semana. Las llamadas y un correo electrónico que solicitaban comentarios de la Comisión Antidopaje de Jamaica no encontraron una respuesta inmediata.

Tampoco respondió el doctor Herb Elliott, presidente de la comisión y médico del equipo jamaiquino durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. El debate sobre el rigor de los controles antidopaje en Jamaica ya lleva varios años.

La isla caribeña no para de acaparar medallas en el atletismo ante países muchos más grandes y ricos. Con Usain Bolt al frente, los velocistas jamaiquinos brillaron en los Juegos Olímpicos de Londres al cosechar una cifra récord de 12 medallas, superando las 11 obtenidas en Beijing.

En Moscú, Bolt ganó tres títulos más para convertirse en el atleta varón más laureado de los mundiales con ocho medallas de oro y dos de plata. Su compatriota Shelly-Ann Fraser-Pryce también conquistó tres oros, con lo que la isla monopolizo los sprints de 100, 200 y el relevo 4x100 en ambas ramas.

Las gestas de ambos alegraron a los jamaiquinos, luego que Asafa Powell, Veronica Campbell-Brown y Sherone Simpson dieron positivo en controles antidopajes y no participaron en el Mundial. Esos positivos aturdieron a muchos en Jamaica, donde sus velocistas son idolatrados y el dominio que ejerce en el deporte es fuente de orgullo.