La Selección de El Salvador que está disputando la Copa Oro 2013 incluye en su plantel de 23 jugadores a al menos un futbolista responsable de arreglo de resultados de partidos para favorecer a apostadores.

El equipo de investigación del programa E:60 Deportes de ESPN ha confirmado que uno de los integrantes de esta selección salvadoreña participó en el arreglo de encuentros en la Copa Centroamericana (UNCAF) 2011, disputada en Panamá; y también en partidos amistosos disputados en 2010. Integrantes de las delegaciones de El Salvador que viajaron a ese torneo y que además estuvieron presentes en otros encuentros preparatorios, confirmaron la información.

La acusación contra este futbolista de la Selección de El Salvador consta en la investigación que FIFA realizó hace dos años en relacióna varios partidos del seleccionado salvadoreño, entre los cuales se incluyen el Estados Unidos-El Salvador, jugado en Tampa el 24 de febrero de 2010 (Estados Unidos ganó 2-1); el encuentro Costa Rica-El Salvador disputado en Ciudad Quesada, Costa Rica, del 12 de octubre de 2010 (el seleccionado tico ganó 2-1); y el México-El Salvador por la Copa Oro 2011, el 5 de junio de 2011. Ese encuentro disputado en Arlington, Texas, terminó con la victoria del Tri por 5-0.

Tanto la Federación Salvadoreña de Fútbol como CONCACAF están al tanto de las investigaciones de FIFA en relación a partidos sospechados de amaño por parte del seleccionado de El Salvador. Sin embargo, nunca hubo una medida disciplinaria oficial de ninguna de las tres entidades al respecto. Y ningún futbolista de la selección salvadoreña fue suspendido por este tema en los últimos 3 años.

E:60 Deportes pudo saber también que el encuentro entre Venezuela y El Salvador, disputado en Mérida el 22 de mayo de este año, ha sido notificado a FIFA como sospechoso. El seleccionado vinotinto venció en ese partido a la Selecta por 2-1, a través de dos penales convertidos en el segundo tiempo.
 
La Federación Salvadoreña se excusó de pronunciarse oficialmente sobre ambos temas. Pero fuentes con conocimiento de la notificación a FIFA revelaron que al menos 3 futbolistas de la Selecta habrían aceptado cobrar un pago por parte de apostadores para influir en el resultado de ese encuentro.
 
La Fesfut, en reacción a esa situación, habría tomado la decisión de dejar fuera de la lista de 23 convocados a la Copa Oro a por lo menos dos de esos jugadores.