Víctima. El exagente Julio Alberto Merino Ruiz, cuando salía de los tribunales donde fue procesado por conducción temeraria tras atropellar a varias personas.

El exagente policial Julio Alberto Merino Ruiz, de 37 años, fue asesinado el pasado martes en San Vicente por un grupo de supuestos pandilleros, según informes de la Policía Nacional Civil (PNC) del departamento.

El homicidio ocurrió a las 10:15 de la noche en el final de la 8.ª calle oriente en la colonia Espiga de Oro de esa ciudad, cuando el exagente caminaba por la zona y fue interceptado por un grupo de hombres.

De acuerdo con la policía, al menos ocho pandilleros habrían participado en el crimen de Merino Ruiz, quien presentaba varios disparos en el pecho y la cabeza.

En la escena del homicidio se encontraron 10 casquillos de pistola calibre 9 milímetros.

“Él no vivía en esa zona, creemos que andaba visitando a alguien. Un grupo de entre ocho a 10 pandilleros lo rodearon y le dispararon muchas veces. Se supone que los homicidas pertenecen a una pandilla que opera en esa zona”, manifestó un investigador policial.

Según la policía, aunque no se tiene certeza del móvil del homicidio se cree que podría estar relacionado con rencillas personales o con el hecho de haber pertenecido a la corporación policial. “En esa zona hay presencia de una pandilla, ya se está trabajando para individualizar a los homicidas”, afirmó un oficial.

Merino Ruiz dejó de ser agente hace varios años, luego de haber estado involucrado en 2010 en distintos delitos tales como intento de homicidio, lesiones, conducción temeraria y por uso de documentos falsos.

En marzo de ese año fue detenido junto a otro hombre en San Vicente por supuestamente perseguir a bordo de un vehículo a una persona a quien le habría disparado en varias ocasiones. Fue procesado en libertad y sobreseído por este caso.

Asimismo, el 17 de julio de 2010 fue detenido luego de provocar un múltiple accidente en la colonia Escalón de San Salvador donde resultaron tres personas de una familia lesionadas. Merino Ruiz en esa fecha estaba destacado en San Miguel, conducía con 232 grados de alcohol y también fue dejado en libertad.