Los asesinatos aumentaron el 9,95 por ciento en los primeros cinco meses de 2013 en Guatemala en relación al mismo periodo de 2012, según estadísticas del estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Entre enero y mayo pasado se perpetraron en el país centroamericano 2.618 crímenes, de acuerdo con las necropsias realizadas por la institución.

Esa cifra en superior en 237 casos (9,95 %) a los 2.381 asesinatos registrados en los primeros cinco meses del año pasado.

La mayoría de víctimas mortales, 2.264, eran hombres y el resto (354) mujeres, precisa la información oficial publicada por el Inacif en su página de internet.

El Gobierno del presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, quien asumió el poder el 14 de enero de 2012 para un periodo de cuatro años, se ha puesto como una meta la reducción de la criminalidad durante su administración.

De acuerdo con el Inacif, en 2012 fueron asesinadas 6.025 personas, 215 menos que las 6.240 del 2011.