Consulta. El Ministerio de Salud recomienda a los padres de familia que busquen atención médica de manera oportuna antes de que los niños se compliquen, para evitar más muertes por diarreas. Lo primordial es hidratar a los menores.

1,318
hospitalizaciones por diarrea en el país entre enero y febrero de 2013.
Consejos prácticos
A continuación se detallan algunas recomendaciones para evitar contraer diarreas o gastroenteritis.
Lavado de manos
Es una regla de oro el constante lavado de manos antes de comer y al manipular alimentos. La recomendación es aplicable para prevenir gripes, incluido el virus H1N1.
Hervir agua
Se solicita a los padre de familia hervir el agua que ingieren sus hijos. En la medida de su posibilidad, compre agua purificada. También hierva las pachas de los bebés.
Alimentos calientes
De preferencia consuma alimentos calientes. Las recomendaciones apelan porque las personas no consuman alimentos de dudosa procedencia, como los elaborados en la calle.
Consultar
En caso presente diarreas o vómitos, consulte en la unidad de salud más cercana. Evite llegar a complicaciones severas que pueden llevar a la muerte, sobre todo en los niños.
Once salvadoreños han fallecido por diarrea entre el 1.º de enero y el 12 de febrero, informó ayer el Ministerio de Salud (MINSAL).

Los decesos por la enfermedad gastrointestinal se han duplicado en comparación con 2012, cuando en el mismo período murieron cinco menores; sin embargo, el número de consultas por el padecimiento ha disminuido.

En los primeros 43 días del año en curso, un total de 1,318 personas ha ocupado una cama en un hospital por padecer diarrea.

Los bebés menores de un año son los más afectados, producto de la deshidratación, detalló el doctor Óscar Sorto, del MINSAL.

Paralela a esa situación, la viceministra de Salud, Violeta Menjívar, teme que ocurra un brote de norovirus, transmitido por alimentos contaminados y por contacto persona a persona, o que ocurra un aumento descontrolado de dengue, pues el número de consultas de ambas enfermedades se ha incrementado en comparación con 2012.

De enero a la fecha Salud reporta 43 casos de norovirus, que representan el 30% del total de casos de 2012, en menos de dos meses.

El año pasado fueron atendidos en el sistema público 121 niños por norovirus.

El medio ambiente, el clima y las condiciones en que viven los pacientes pueden provocar brotes en comunidades, explicó Sorto.

La literatura médica señala que no consumir alimentos calientes y tomar agua contaminada con heces de un enfermo son los canales más comunes de transmisión de las enfermedades gastrointestinales.

Para evitar más muertes por diarrea, la cartera de Salud recomienda a los padres de familia que cuando observen que sus hijos tienen diarrea, busquen atención médica.

La recomendación prioritaria de los médicos es evitar que los infantes se deshidraten.

Dengue

El comportamiento epidemiológico del dengue es similar al de 2012, año en que fue declarada una alerta por epidemia a escala nacional, detalla el reporte de Salud.

El número de atenciones, a la fecha, es mayor a la de 2012.

El MINSAL detalla que 377 personas han sido confirmadas de padecer dengue entre el 1.º de enero y el 12 de febrero.

En el mismo período de 2012, un total de 346 salvadoreños recibió el diagnóstico de padecer la infección.

El alza se reporta cuando aún no inicia la estación lluviosa, período en el que por el agua estancada aumenta la proliferación de zancudos. En la actualidad existen las condiciones de temperatura, hacinamiento en casas y circulación del zancudo que facilitan el aumento de casos. San Salvador es el departamento con más casos.