Acusado. Jacob Tyler Roberts, de 22 años, fue encontrado muerto luego de disparar con un fusil en el área de restaurantes de un centro comercial en Portland, Oregón.

Para la policía y los testigos, Jacob Tyler Roberts era un atacante con una misión muy concreta: disparar con un fusil semiautomático en un centro comercial de Portland, matar a la postre a dos personas y herir gravemente a otra.

Para los anonadados amigos y familiares de Roberts, era solamente Jake, un joven feliz de 22 años al que le gustaban los videojuegos y hablaba de irse a Hawái.

La oficina de la policía del condado de Clackamas dijo que Roberts tenía varios cargadores repletos cuando llegó el martes al centro comercial.

Estacionó su vehículo frente a la entrada del segundo piso de Macy’s y recorrió el establecimiento antes de comenzar a disparar en la zona de restaurantes.

Mató a Steven Mathew Forsyth, de 45 años; y a Cindy Ann Yuille, de 54; dijo la policía. Kristina Shevchenko, de 15 años, resultó herida y estaba el miércoles en estado grave.

Patricia Sansburn, exnovia del tirador, dijo que Roberts abandonó recientemente su trabajo en un restaurante de comida rápida de Portland y vendió todas sus pertenencias, indicándole que se iba a Hawái. Debía haber tomado un vuelo el sábado, pero le contó que se emborrachó y lo perdió.

El tiroteo, del martes, inició alrededor de las 3:25 de la tarde, en el centro comercial Clackamas Town Center, cerca de la localidad de Happy Valley, un suburbio de Portland.

Luego de que la policía llegó, el tirador huyó y los oficiales lo encontraron después de aparentemente cometer suicidio.