Foto por

Deborah Persaud, viróloga, expresó que el tratamiento temprano pudo haber interferido de manera positiva y rápida.

1 de 2
  • Deborah Persaud, viróloga, expresó que el tratamiento temprano pudo haber interferido de manera positiva y rápida.

  • Hannah Gay es una de las doctoras que ha estado de cabecera en este caso que da esperanzas.

Deborah Persaud, viróloga, expresó que el tratamiento temprano pudo haber interferido de manera positiva y rápida.
Las científicas que han verificado la “cura funcional” de la infección con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en una recién nacida indicaron esta semana que debe confirmarse que el tratamiento con compuestos antirretrovirales fue lo que generó ese resultado.

A pesar de que la investigación ya ha proporcionado a los médicos los medios para impedir la transmisión del VIH de la madre a su hija, muchos bebés nacen infectados, recordó Antony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas.

“En este caso, aparentemente, no solo tenemos un resultado positivo para esta niña en particular, sino también una senda prometedora para la investigación de la cura para otros niños”, agregó.

Deborah Persaud, viróloga del Centro Infantil en el Hospital John Hopkins, de Baltimore (Maryland), dijo en una teleconferencia: “El tratamiento temprano muy probablemente contribuyó al resultado en el caso de esta niña”.

“Pero no es claro que este haya sido la única causa y se requiere más estudio”, añadió Persaud.

El caso, presentado ante la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas en Atlanta, es el de una niña nacida en 2010 de madre cuya infección con el VIH se detectó cuando concurrió para el parto y, por lo tanto, no había recibido tratamiento antes.

Katherine Luzuriaga, una inmunóloga en la Universidad de Massachusetts que observó el caso, confirmó que la bebé estaba infectada con el virus de VIH.

“Los resultados de análisis de las pruebas de sangre tomadas a 31 horas del nacimiento cumplen con los criterios para el diagnóstico de la infección en los infantes”, dijo.

La pediatra Hannah Gay, del Centro Médico de la Universidad de Mississippi, en Jackson, conociendo el alto riesgo de infección con el VIH en neonatos de madres infectadas, inició la terapia con tres compuestos antirretrovirales a las 30 horas del nacimiento y aun antes de recibir los resultados de los análisis que verificaran la infección.

El tratamiento consistió en dosis líquidas de zidovudine, lamivudine y nevirapine, explicó Fauci. A la semana de su nacimiento fue dada de alta y estuvo con tratamiento.

“El resultado me sorprendió. Yo esperaba que la niña estaría infectada para el resto de su vida”, dijo Gay.