En más de alguna ocasión se puede haber preguntado por qué los atletas suelen realizar sus rutinas de ejercicios y entrenamiento deportivo temprano en la mañana (en muchos casos). Esto se debe, en parte, a que muchas personas han aprendido que si no hacen ejercicio durante la mañana, es muy difícil que durante el resto del día tengan la misma disposición y tiempo. Se trata de organización y actitud positiva para lograr lo que se propone.

Para el entrenador personal Jorge Domínguez, se trata de algo que ya es parte de su vida. “Las personas pueden ejercitarse a la hora que consideren conveniente, pero se pueden evitar pretextos al organizarse. En la mañana se pueden obtener muchos beneficios, como tener el resto del día libre y el sentirse mejor después de haber hecho ejercicio”, expresó el experto.

Domínguez dijo que al principio puede ser difícil, porque el cuerpo no está acostumbrado; sin embargo, al ser constante se logrará tener un cuerpo acostumbrado no solo a la actividad física, sino a cumplir con esta rutina diaria. Se trata de aprender hábitos que beneficien el estado físico y también mental.

La revista Women's Health menciona algunos de los beneficios del deporte matutino: focalización, prioridades, ser positivos, metas y, además, se acelera el metabolismo.