Recurso. La laguna de Cuzcachapa es uno de los recursos turísticos que posee Chalchuapa, pero también sirve a los habitantes del lugar como fuente de alimentación pues de sus aguas aún sacan peces. El proyecto municipal de canopy tuvo que detenerse.

Sobre río Ceniza
El puente antiguo tenía más de 70 años de fundación. Sus bases estaban debilitadas, por lo que era peligroso para transeúntes y automovilistas.
Ante la llegada de las lluvias, autoridades de Chalchuapa y ambientalistas están en la búsqueda de opciones para rescatar la laguna de Cuzcachapa, que desde octubre de 2011 se encuentra azolvada y el nivel del agua ha aumentado considerablemente, al punto de que la calle que la circunvalaba ya desapareció.

El temor que tienen es que el agua de la laguna continúe aumentando de nivel y ponga en riesgo algunas viviendas cercanas, aparte de que dos instituciones educativas de Chalchuapa, una de ellas el instituto nacional, serían afectadas y eso impactaría en la educación de unos 3,000 estudiantes.

El encargado del proyecto de protección y rescate de la laguna, el ambientalista Carlos Carías, señala que se hacen gestiones para conseguir una dragadora y poder limpiar el desagüe natural de la laguna, tapado desde la depresión tropical 12-E de octubre de 2011.

Según el ambientalista, las medidas implementadas a la fecha son paliativas para minimizar los riesgos, pero se necesitan acciones mayores en las que se involucre el gobierno central. “Si tenemos un temporal de unos ochos días, como los ocurridos anteriormente, este impacto será mayor, el agua (de la laguna) saldrá a la carretera. Estamos viendo que hay varias vertientes que están dando mucha agua a la laguna”.

Carías señaló que entre las soluciones está llevar una dragadora, equipo que tiene el gobierno central a través de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma.

“Le hago el llamado al presidente de la República (Mauricio Funes), el único que nos puede prestar una dragadora. La laguna en la actualidad tiene un impacto (ambiental) negativo”.

De acuerdo con Carías, se están haciendo las gestiones con la Universidad de El Salvador (UES) o con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) para contar con un vulcanólogo o geólogo que realice estudios en la laguna, pues se registra un incremento en el nivel de azufre.

Otro de los problemas es que hay personas que se han aprovechado de la situación y han procedido a talar los árboles que quedaron anegados por el incremento del nivel de agua.