Confianza
La CIJ está integrada por 120 juristas de numerosos países y tiene como objetivo la defensa de los derechos humanos.
Una organización internacional de juristas pidió ayer a los Estados centroamericanos garantizar la independencia del poder judicial; mientras que la Sala Constitucional de Costa Rica se solidarizó con los magistrados hondureños cesados por el congreso.

La Comisión Internacional de Juristas (CIJ) pidió ayer que Estados centroamericanos como Honduras, Guatemala, Costa Rica y El Salvador garanticen la independencia del poder judicial, al considerar que en 2012 recibió “ataques” de legislativos, partidos políticos y abogados.

La CIJ se refirió en un comunicado a casos como el de Honduras, donde el miércoles la Asamblea Legislativa destituyó a cuatro de los cinco magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia “sin tener facultades o atribuciones para un acto de esta naturaleza”.

“Esta destitución nos sitúa frente a un escenario similar al del golpe de Estado de junio de 2009”, que obligó a dejar el poder al presidente Manuel Zelaya, expresó el organismo.

La nota también alude al caso de El Salvador, donde la Asamblea Legislativa y otros grupos del poder político han pretendido desarticular la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema durante 2012 por el contenido de sus sentencias, según la comisión.

Los magistrados costarricenses enviaron una carta a la Sala Constitucional hondureña manifestando “su preocupación por la independencia judicial, el sistema democrático y el Estado de Derecho”.