Foto por Foto de LA PRENSA/Cortesía

Sesión. El ministro de Seguridad, David Munguía Payés, participó en una reunión en la OEA, junto con el secretario general José Miguel Insulza (a su derecha).

1 de 3
  • Sesión. El ministro de Seguridad, David Munguía Payés, participó en una reunión en la OEA, junto con el secretario general José Miguel Insulza (a su derecha).

  • Washington. El comité también asistió a un encuentro con tanques de pensamiento.

  • Hemisferio. La delegación salvadoreña de apoyo a la tregua entre pandillas se reunió ayer con los embajadores de los países que forman parte de la Organización de Estados Americanos.

Sesión. El ministro de Seguridad, David Munguía Payés, participó en una reunión en la OEA, junto con el secretario general José Miguel Insulza (a su derecha).
13
meses lleva la tregua de pandillas. Comenzó en marzo de 2012 tras traslados desde el penal de máxima seguridad.
47.9 %
de homicidios entre enero y abril de 2013, comparado con 2012, según las cifras del Ministerio de Seguridad.
Agenda intensa
El comité de la tregua inició la visita a Washington, D. C. el pasado lunes 8 de abril.
Alerta de viaje
Una de las primeras reuniones fue con funcionarios del Departamento de Estado, con quienes dijo el ministro David Munguía Payés hablaron sobre la alerta de viaje emitida por EUA para El Salvador. El ministro se refirió a la posibilidad de retirarla.
Apoyo regional
Munguía Payés firmó el lunes con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, un acuerdo para que ese organismo continúe como garante del proceso de tregua.
Reuniones
Luego hubo encuentros con tanques de pensamiento, miembros de la comunidad salvadoreña y una visita a un centro de detención considerado modelo en el condado de Montgomery, Maryland.
Óscar Díaz

Enviado

Estados Unidos

El Comité Técnico de la tregua entre pandillas, en el último día de su visita a Washington, continuó defendiendo los logros en la reducción de homicidios y solicitó a países europeos el apoyo financiero para continuar la reducción de la violencia.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, presentó las cifras de los 13 meses de la tregua ante el Comité de Seguridad Hemisférica de la OEA, destacando que entre enero y lo que va de abril de 2013 hubo en el país 564 homicidios, contra 1,084 en el mismo periodo de 2012.

“Logramos una reducción de más del 50 % de los homicidios en otros países, pero también logramos disminuir otras expresiones delictivas”, aseguró.

Luego Munguía Payés y los miembros del comité tuvieron un encuentro con los embajadores de los países europeos que son observadores ante la Organización de Estados Americanos.

Ante ellos, dijo: “Es importante el apoyo de sus países, no tenemos suficientes recursos para continuar el proceso”.

Los diplomáticos se mostraron receptivos, entre ellos el italiano Sebastiano Fulci, quien preguntó sobre el componente de rehabilitación y reinserción dentro del proyecto, una tendencia en la contribución europea a los temas de seguridad pública en la región centroamericana.

En esa línea, el embajador francés Pierre-Henri Guignard habló de la participación de su país con otros socios europeos en programas de rehabilitación.

Tanques de pensamiento

La última reunión fue con representantes de instituciones académicas de Washington, D. C., conocidos como “tanques de pensamiento”. Cynthia Arnson, del Centro Wilson, preguntó cuál era el mejor mecanismo para hacer sostenible la reducción de homicidios a través de la tregua.

Antonio Cabrales, presidente de Fundación Humanitaria, respondió que en una visita a cabecillas pandilleros la respuesta de estos fue que querían oportunidades, no para ellos, sino para sus hijos.

Mientras tanto, Diana Negroponte, del Brookings Institute, habló del caso de un joven salvadoreño que fue deportado de Estados Unidos y fue asesinado por pandilleros dos días después de llegar al país, por lo que sugirió que se busque un mecanismo para que en la tregua se analicen esos componentes.

Eric Olson, del Centro Woodrow Wilson de Washington, dijo que existe la percepción de que el sector privado no estaba invirtiendo en el tema.

Embajadora opina

En El Salvador, la embajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, indicó que la tregua entre pandillas es “un asunto del gobierno salvadoreño” y que su gobierno está totalmente comprometido en los programas de prevención, “especialmente aquellos que están enfocados en la juventud en riesgo”. En reiteradas ocasiones la embajadora, así como funcionarios estadounidenses, ha dicho que el apoyo de su país es para programas de prevención y no directamente para la tregua entre pandillas.