Condenada. La mujer portaba un kilo de cocaína adherido al cuerpo, cuando fue descubierta por agentes de la DAN destacados en la frontera de El Amatillo, en Pasquina (La Unión).

A 10 años de prisión fue condenada Bernarda Lourdes Guillén Flores, de 42 años, por el delito de tráfico ilícito de 1.4 kilos de cocaína valorados en $25,263.

La sentencia fue dictada en el Juzgado Especializado de Sentencia en San Miguel, tras la vista pública contra la mujer de nacionalidad nicaragüense, quien fue detenida cuando pretendía ingresar al país con varios paquetes de droga adheridos al cuerpo.

Guillén fue detenida el domingo 15 de enero de 2012 por agentes del departamento de inspección de la División Antinarcóticos (DAN) destacados en la frontera de El Amatillo, que une a El Salvador con Honduras.

De acuerdo con registros policiales, la mujer viajaba en un autobús de rutas internacionales que provenía de Managua, Nicaragua, con destino hacia la ciudad de San Salvador.

La fiscalía indicó que la mujer fue descubierta luego de que un grupo de agentes –que permanecen destacados en la frontera– ingresaron al autobús y notaron que una de las pasajeras se mostró nerviosa ante la presencia policial. “Ante la reacción sospechosa de la viajera, los agentes procedieron a poner en práctica los protocolos de búsqueda de droga y la bajaron del bus para practicarle una revisión más exhaustiva”, explicaron miembros de la fiscalía.

Luego de revisar las pertenencias de la mujer y de someterla a la prueba de olfato de un can entrenado, se detectó que llevaba la cocaína adherida al cuerpo, en varios paquetes, por lo que simulaba estar embarazada. Posteriormente, al realizar los análisis de laboratorio se constató que el polvo descubierto en los paquetes era clorhidrato de cocaína.

En otro procedimiento judicial, ayer en el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel se llevó a cabo la audiencia de imposición de medidas cautelares contra una nicaragüense que fue descubierta con un cargamento de medicinas de uso restringido.

En este caso, el juez Especializado suplente decidió enviar a prisión temporal a Massiel Johana Osorto Fonseca, mientras continúa su causa procesal por tráfico ilícito de drogas.

La mujer deberá permanecer al menos dos meses más tiempo concedido por el juez a la fiscalía para ahondar la investigación.

La fiscalía aseguró que la mujer también fue detenida en la frontera de El Amatillo cuando ingresaba al país con 30 frascos de Rivotril, un medicamento sedante, anticonvulsivo, ansiolítico y miorrelajante que únicamente puede ser usado bajo receta médica.