Acusada de temeraria. Flor de María Salinas, de 25 años, fue detenida luego de arrollar a un peatón en la 75.ª avenida norte de San Salvador.

Flor de María Salinas, conductora que el pasado fin de semana fue detenida después de arrollar a un peatón, enfrentará hoy la audiencia inicial por lesiones culposas y conducción temeraria.

El Juzgado Decimoquinto de Paz de San Salvador programó la audiencia para este día a las 10 de la mañana. La Fiscalía General de la República (FGR) presentó ayer la acusación formal contra la joven. Pidió que el caso pase a la etapa de instrucción y que, mientras tanto, ella continúe detenida.

Salinas fue detenida el sábado pasado en la madrugada después de atropellar a José Antonio Molina en la 75.ª avenida norte de San Salvador. La víctima, según informó en su momento la policía, fue arrastrada más de 500 metros. La prueba de alcoholemia reveló que Salinas conducía con 177 miligramos de alcohol por cada 100 mililitros de sangre.

“Al momento de atropellarlo no se detuvo, a pesar de que el 911 le decía que se detuviera. Huyó con el atropellado encima de su vehículo. Por esa razón no consideramos que la situación no fue normal. Ella se dio a la fuga con el señor encima del vehículo. El parabrisas lo quebró, por lo que se consideró que se tenía que pedir detención a fin de que se castigue este hecho”, explicó Haydee Crespín, fiscal de la Unidad de Solución Temprana.

Según la fiscal, una hermana de la víctima le comunicó que Molina se encuentra delicado de salud. “Quizá la idea de ella era huir y que la persona tuviera fatales consecuencias”, agregó Crespín.