Costa Rica, el primer país de la región centroamericana en emitir una alerta fitosanitaria por el brote de roya en los cafetales, ya trabaja en la difusión de un plan para el combate de este hongo que causa defoliación en los cafetos. Esta semana, la ministra de Agricultura, Gloria Abraham, se reunió con distintos sectores productores de café con el fin de explicar y difundir el Plan Nacional para la Atención de la Roya del Cafeto.

La funcionaria invitó a los caficultores a unirse a las tareas de combate del hongo siguiendo las recomendaciones técnicas e integrándose a los comités locales de seguimiento.

La principal recomendación técnica, por el momento, es podar las plantaciones, para evitar la expansión de la enfermedad.

Según la funcionaria, desde diciembre se comenzó la tarea de levantar un inventario en las fincas, y poder clasificar la magnitud de la plaga. Ahora, la cartera de Agricultura, el Instituto Costarricense del Café (ICAFE) y el Servicio Fitosanitario del Estado manejarán un fondo de $4 millones para el combate a la roya. Con el dinero se comprarán agroquímicos e insumos que se distribuirán entre los productores.

Se estima que el brote de roya reducirá hasta un 50% la cosecha 2013-2014. Las zonas de Coto Brus y Pérez Zeledón (región sur) son las más afectadas.

Las autoridades advirtieron que el estado de emergencia fitosanitaria se extenderá por hasta dos años y podría prorrogarse hasta que la roya del cafeto sea controlada.