La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua ordenó a los registradores públicos abstenerse de inscribir propiedades a nombre de extranjeros en las zonas fronterizas, informó la presidenta del Poder Judicial, Alba Luz Ramos.

La orden fue emitida tras una auditoría realizada en las oficinas de registro de la propiedad del país, en la que la CSJ descubrió violaciones a la Ley de Régimen Jurídico de Fronteras, de 2010.

“Hay una ley de fronteras, y dice que no pueden ser adquiridas (por extranjeros) propiedades que estén del límite fronterizo cinco kilómetros al interior del país, sin embargo, esto ha ocurrido”, dijo Ramos al canal 12 de la televisión local.

La presidenta de la CSJ afirmó que detectaron anomalías en las provincias de Río San Juan y Rivas, limítrofes con Costa Rica.

“En San Carlos (cabecera de Río San Juan) nos encontramos un desastre total, tuvimos que destituir al registrador, porque había inscrito una gran cantidad de propiedades a favor de costarricenses y otros extranjeros en la frontera, eso (es un acto) delincuencial”, sostuvo Ramos.

El Poder Judicial advirtió del caso a la Procuraduría General de la República y al Ejército de Nicaragua, que garantizan, junto con la CSJ, la posesión de la propiedad en las reservas naturales de Río San Juan.

Ramos no especificó si notificarán a los compradores de esos terrenos.