Video por

El mandatario expresó que la encuesta representa solo el 10% de los empresarios del país.

Analistas evalúan cuarto año de gobierno de Funes El Foro Político organizado por LA PRENSA GRÁFICA reunió a académicos de alto nivel para hacer un análisis de los cuatro años de la administración que ha encabezado el presidente de la República, Mauricio Funes, en el Órgano Ejecutivo. En esta segunda entrega, David Escobar Galindo, José María Tojeira y Rafael Castellanos, analistas que escriben sus palestras en LA PRENSA GRÁFICA, brindan sus evaluaciones sobre la forma de gobierno de Funes, sus aciertos y los errores en la conducción del país, así como las proyecciones hacia un nuevo período.
Los discursos del presidente Mauricio Funes en contra del partido opositor ARENA, casi siempre enfocados en las épocas en que el partido de derecha gobernó El Salvador, significan para analistas políticos un apoyo para el partido que llevó al gobierno al actual mandatario: el FMLN, e incluso podría significar un guiño para cualquier proyecto que tenga como adversario a ARENA.

David Escobar Galindo, José María Tojeira y Rafael Castellanos, académicos invitados al Foro Político de LA PRENSA GRÁFICA, sin embargo, consideran que detrás de los discursos de Funes existe también un intento de marcar el período del mandatario como el primer Gobierno independiente de una línea partidaria, en especial del partido del que tuvo que ser miembro para inscribirse como candidato presidencial y competir en los comicios de 2009.

Castellanos considera como una conducta normal de un jefe de Gobierno el hecho de que, antes de una elección, muestre su apoyo al partido político con el que consiguió el poder. “Sobre el discurso, el presidente, como todos lo hacen en la salida, y no solo aquí sino que en cualquier parte del mundo, trata de favorecer al partido que lo llevó al poder y trata de favorecer al aliado del FMLN y le arremete a ARENA cada vez que puede”, manifestó.

El palestrista, a título personal, consideró además que los discursos del presidente Funes también demuestran un apoyo al expresidente Antonio Saca, quien en su precampaña ha prometido continuar con la mayoría de los programas sociales que ha implementado Funes en su gobierno.

Por su parte, Tojeira asegura que el presidente Funes se decanta por el FMLN en sus discursos, aunque de una manera personal de parte del mandatario. “Creo que el presidente, en particular, por supuesto, apoya al FMLN para la próxima campaña. Talvez hay una leve diferencia con presidentes anteriores. Creo que este presidente, aunque apoye al FMLN, lo apoya con una cierta reserva. Creo que le interesa más su legado personal o lo que él piensa que es su legado personal, que el propio partido FMLN. Estamos acostumbrados a ver que el presidente saliente apoya a su partido incondicionalmente. Yo diría que, en ese caso, Funes apoya su labor primero y después al FMLN”, dijo.

Galindo asegura, mientras tanto, que el discurso de Funes es más personalista que partidario. “Creo que el presidente reacciona más que todo frente a las cosas que cree o siente que afectan su propia gestión”, comentó el analista, y añadió que, a su parecer, el presidente Funes no tiene su mente fijada en las elecciones presidenciales de 2014, más de lo que le interesa su propia administración presidencial.

Galindo consideró que los discursos contra ARENA “son reacciones a lo que él siente que afecta a su manera de ver las cosas y a sus propias iniciativas”.

ARENA: Una débil oposición política

Los analistas invitados al Foro Político coincidieron en que el partido ARENA, en los cuatro años del gobierno de Funes, no tuvo fortaleza como oposición política al Gobierno y ser la contraparte necesaria en el manejo de la administración pública.

“ARENA no fue la oposición tan fuerte y tan valiente que debió haber sido en algunas cosas. No fue una oposición dura como lo fue la del FMLN”, dijo Rafael Castellanos. Para el analista, las fisuras que sufrió el grupo parlamentario de ARENA en 2009 y en 2012-2013 han impedido al partido ser una oposición política influyente.

José María Tojeira incluso señaló que la oposición que representa ARENA ha sido tan debilitada que otros sectores han tenido que sustituir al partido como contraparte del Gobierno, como en el caso de la empresa privada. “Ha sido una oposición bastante débil. Esa oposición débil ha hecho que algunas gremiales de empresarios como la ANEP pasen casi a sustituir en la oposición al partido ARENA. Eso enrarece un poco más la situación política del país”, manifestó el analista.

David Escobar Galindo señaló que en este período presidencial ni el FMLN ha logrado ser el partido en el gobierno, ni tampoco ARENA ha logrado instituirse como el partido de la oposición.