Foto por

1 de 2
  • La apuesta. Pocos deportes salvadoreños podrán cosechar más de 10 oros.

Dados los antecedentes en la ruta a la participación en los X Juegos Centroamericanos, que se inauguran esta noche en San José, Costa Rica, la misión salvadoreña de retener el título ganado en la edición de 2010 se reporta cuesta arriba.

Esta vez y a falta de una idónea preparación, las aspiraciones de superar a Guatemala y Costa Rica han sido depositadas en el talento y coraje del atleta cuscatleco. Las tendencias indican que finalmente la pelea salvadoreña será por el tercer lugar contra Nicaragua y Honduras.

Lo anterior, a partir de las propias expectativas federativas, en donde la mayoría respondió a LA PRENSA GRÁFICA con los pies en la tierra, pero también hubo varias que se reportaron positivas en lograr una satisfactoria cosecha dorada para la causa del medallero salvadoreño. Entre estas últimas estuvieron: tenis de campo, patinaje, pesas, judo, fisicoculturismo y natación. Sostienen, incluso, que esperan ganar los torneos de sus disciplinas.

En territorio costarricense, El Salvador competirá con un contingente de 423 atletas en 25 deportes. El presidente del COES, Eduardo Palomo, admitió no tener un número específico de preseas de oro a ganar, pero sostuvo: “El Salvador siempre va por el primer lugar”.

El expresidente del INDES y presidente de FEDETENIS, Enrique Molins, quien vaticina que su deporte va por seis de los siete oros, advierte: “Tras el poco apoyo gubernamental hacia el deporte no sería raro que El Salvador bajara de un primero a segundo, incluso tercer lugar en la clasificación general de los juegos”.

La natación, con un equipo de 12 atletas donde Pamela Benítez es la máxima esperanza, el entrenador Óscar Moreno se proyecta en ganar 11 doradas; “podemos alcanzar el título”, dijo.

Las luchas, a través de su presidente, Jorge Urías, esperan ganar ocho oros que les permitirían coronarse en esta disciplina, excluida de los Juegos Olímpicos de Río.

Con Julio Salamanca y Fátima Sánchez a la cabeza, la halterofilia aspira a 10 metales dorados. Una buena cifra para pelear el primer lugar de este deporte, donde el gran ausente será el pequeño Marvin López, de estatus panamericano.

Mientras, el presidente del fisicoculturismo, Fabrizzio Hernández, una disciplina de muchas satisfacciones internacionales durante los últimos años, vaticina de forma conservadora que van por seis de oro, suficientes para revalidar el título.

Por su parte, el karate, que el fin de semana anterior se coronó en el CCONDEKA de Nicaragua, no tira las campanas al vuelo y su presidente, Esaú Córdova, espera obtener entre cuatro y cinco oros. Otro deporte de artes marciales, el judo, hace cuentas con seis oros. El patinaje le apunta a siete de 18 doradas en disputa.

Finalmente en los deportes de conjunto, el softbol dice ir por uno de los dos oros; el baloncesto con Ronnie Aguilar va por el oro en masculino; el voleibol espera sorprender con los cuatro oros; y el fútbol dará la pelea en ambas ramas. En masculino se llega clasificado al mundial Turquía 2013.