Una niña salvadoreña de 8 años, violada por traficantes de personas cuando la llevaban hacia Estados Unidos, fue rescatada por la policía mexicana en Chihuahua (norte), pero no se ha definido aún su situación migratoria, informaron el jueves fuentes oficiales.

"La mamá de la menor, originaria de El Salvador, emigró hacia los Estados Unidos. Luego de juntar dinero, acudió a los mismos polleros (traficantes) que la llevaron a ella para que trasladaran a su hija de 8 años, pero en el camino abusaron de ella en varias ocasiones", dijo a la AFP un funcionario del Sistema Nacional de Integración Familiar (DIF).

El gobernador de Chihuahua, César Duarte, aclaró por su parte que "la condición (de la menor) de no ser mexicana" tendrá que ser atendida por el instituto de migración.

La niña se encuentra en un albergue del DIF después de que la policía la rescató de una casa donde estaba retenida por los traficantes en Chihuahua, capital del estado homónimo y fronterizo con Estados Unidos.

La abuela de la menor, Ana Girón, pidió que le fuera entregada para su cuidado, y para conseguirlo, inició desde el miércoles pasado un plantón frente al gobierno de Chihuahua.

"He recibido maltratos por parte de migración y del gobierno del estado, que me han negado estar al lado de mi nieta", dijo por su parte Girón, residente en Estados Unidos.

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, casi medio millón de personas tratan de cruzar cada año de manera ilegal el territorio mexicano para tratar de llegar a Estados Unidos, en medio de un clima cada vez más peligroso en el que enfrentan secuestros, abusos sexuales y hasta la muerte.