Concentrados. La selección sub 23 realizó su entreno ayer pensando en afianzar su pase a semifinales del preolímpico, cuando se mida hoy a Estados Unidos.

Las posibilidades de la Azulita
Victoria
El Salvador tiene cuatro puntos en este momento, los mismos que Canadá, uno más que Estados Unidos y cuatro más que Cuba. Un triunfo hoy ante los de las barras y las estrellas le daría el primer lugar del grupo a la Azulita, siempre y cuando Canadá no venza por más de cuatro goles a Cuba. En cambio, si Canadá vence por más de cuatro dianas a los caribeños, y aunque El Salvador derrote a los gringos, los cuscatlecos serán segundos de grupo y jugarían en semifinales por uno de los dos boletos a Londres 2012 contra el primero del grupo B, que apunta a ser para México.
Empate
Igualar con Estados Unidos también le daría el pase a semifinales del torneo preolímpico a El Salvador. Empero, dependería de que Canadá también empatara o no venciera a Cuba para ser primero de grupo, por diferencia de goles. De momento, la Azulita tiene +4 en su diferencia en relación con los canadienses, que tienen +2. Así, en caso de empatar con Estados Unidos y si pretende ser primero de grupo, El Salvador necesitaría que Canadá no haya vencido, previo al juego de los centroamericanos, por más de dos goles a los cubanos. Caso contrario, los de la hoja de maple avanzarían como primeros del grupo A.
Derrota
El peor resultado para los dirigidos por Mauricio “el Tuco” Alfaro, puesto que los dejaría prácticamente fuera del torneo preolímpico. Los gringos están obligados a ganar para superar a la Azulita y obtener ellos el pase a semifinales. Por su parte, con una derrota, El Salvador dependería de un verdadero milagro para meterse a la siguiente fase del torneo preolímpico, puesto que necesitaría que, antes de su juego contra los norteamericanos, Cuba haya dado la sorpresa de la jornada final de la ronda de grupos y haya vencido a Canadá, para que los de la hoja de maple queden fuera por peor diferencia de goles.
Preolímpico
Duelo directo
A El Salvador le basta con un empate, hoy, ante Estados Unidos, para avanzar de fase en el preolímpico. De paso, dejaría eliminados a los gringos, que partían como uno de los favoritos.
CONCACAF
Preolímpico

 

Ganar siempre es mejor que empatar. Y empatar siempre es mejor que perder. Perder es fracasar. Y la selección salvadoreña sub 23 se juega hoy, en el torneo preolímpico de la CONCACAF, dar un paso más hacia el éxito o quedar enterrado en un nuevo fracaso. De tres resultados, dos le valen. Lógico: perder no es opción.

La Azulita cierra hoy la fase de grupos ante el rival más complicado de la primera ronda: Estados Unidos. La cita, difícil desde que el sorteo definió el calendario, es hoy más dramática ya que los de las barras y las estrellas están obligados a ganar a los centroamericanos para seguir con esperanzas de cazar un boleto a Londres.

Tras dos jornadas disputadas, El Salvador y Canadá son primero y segundo, respectivamente, con cuatro puntos. Estados Unidos es tercero, producto de su sorpresiva derrota ante los de la hoja de maple, el sábado, con tres unidades.

Así las cosas, mientras Canadá cerrará la fase ante la ya eliminada y débil Cuba, cuscatlecos y gringos se jugarán un boleto directo a la próxima fase. Los estadounidenses, obligados a ganar; los salvadoreños, conscientes de que con un empate les basta para llegar a semifinales.

El gran problema para los pupilos del “Tuco” Alfaro es que a El Salvador nunca se le ha dado bien eso de jugar con ventaja. Además, hasta ayer, aún eran duda en el once titular azul los defensas Milton Molina y Alexander Larín y el volante Jaime Alas, por diferentes molestias producto de las patadas de los cubanos.

En la práctica de ayer, si bien Mendoza, Larín, Alas, además de Andrés Flores, Léster Blanco y Richard Menjívar, entrenaron aparte, fueron parte del aparente once titular. Según Alfaro, será hasta una hora antes que decidan si, específicamente, Molina y Larín jugarán o no. Con la duda aún planteada en la pizarra, lo que no cambiará serán las opciones que la sub 23 baraja para avanzar de ronda.

 

 

Ganar o empatar

De tres resultados posibles, dos le dan a El Salvador el pase a la siguiente fase. Cada uno, por supuesto, en diferentes condiciones. Ganar o empatar es avanzar.

Si la Azul vence hoy a Estados Unidos sumará siete puntos y dependerá del resultado que haya conseguido Canadá ante Cuba –dando por descontado el triunfo de los de la hoja de maple– para saber si se mete a semifinales del preolímpico como primero o segundo de grupo.

Por el otro lado, un empate también le daría boleto a semifinales a los salvadoreños, pero con más opciones para serlo como segundos de grupo. Empatando, solo una derrota de Canadá le permitiría a El Salvador ser primero de su llave.

Mientras, una derrota es el peor resultado para los centroamericanos. Estados Unidos lo dejaría atrás y la única manera de pensar en semifinales sería que se hubiera producido un milagro previo al juego con los gringos y que Cuba venciera a Canadá, para avanzar por gol de diferencia.

Empero, para no depender de milagros ni de nadie más, la Azulita se jugará su suerte ella sola. Depende solo de sí misma y de ser consciente de que, a fin de cuentas, ganar siempre es mejor que empatar. Y empatar siempre es mejor que perder.