Miguel Montes podría jugar el torneo Clausura 2010 del fútbol mexicano. Todo depende de que supere las pruebas médicas en los próximos días.

Miguel Montes está a las puertas de hacer realidad su sueño de jugar en el fútbol extranjero. Según su representante, Manuel Urenda, el guardameta de Águila tiene avanzadas en un 98% las pláticas con un equipo de la primera división de México —que sería el Indios de Ciudad Juárez—, hasta el punto de ya haber firmado un contrato previo.

El 2% que aún no completa la incorporación del portero titular de la selección nacional durante la eliminatoria mundialista hace falta debido a que Montes debe someterse a un examen médico de rutina, que es realizado previo al anuncio oficial.

“Ya hay un acuerdo económico, ya se firmó un contrato. Solo falta ese pequeño requisito de que lo llevemos allá a que vaya a pasar las pruebas médicas”, confirmó Urenda, quien la semana anterior hizo recalar en el Águila al jamaicano Nicholas Addlery.

El presidente de los emplumados, Wilfredo Salgado, confirmó la información al decir que ya tiene conocimiento de la posible salida del “Mudo” hacia el fútbol mexicano.

“Sí, tenemos conocimiento que (Montes) tiene la posibilidad de ir a México. Nosotros no le vamos a poner ningún pero a ningún jugador”, afirmó el también alcalde de San Miguel.

La fecha para que Montes se realice las pruebas todavía no está definida, dado que eso depende, en buena parte, del momento en el que exista un lapso prudente de tiempo que no afecte el trabajo que el portero realiza con Águila. Así como el que no sufra ninguna lesión en lo que resta del torneo salvadoreño, que está a tres jornadas de finalizar su fase regular.

Esta sería la segunda oportunidad que se le presenta al “Mudo” Montes de jugar en el extranjero, dado que en julio pasado el arquero viajó a Bulgaria para realizar una prueba con el Happoel Ra'anana de Israel.

Sin embargo, dice Urenda, la diferencia es que en México el salvadoreño no tendría que pasar ninguna prueba de sus capacidades en la cancha.

“Él ya viaja contratado. Lo único que falta es que pueda pasar las pruebas médicas para que todo se haga oficial”, repitió el contratista.