El volante creativo del FAS Josué Flores terminó como la figura de la final disputada entre Águila y FAS.

Un gol y medio le valió al tigrillo Josué Odir Flores para convertirse en el jugador más valioso de la final del Apertura 2009 disputada el domingo pasado entre Águila y Club Deportivo FAS.

“El Chino”, calificado por la prensa nacional como figura del partido, lo fue también para el 21.8% de los hinchas que asistieron al estadio Cuscatlán, según una encuesta elaborada por LPG Datos al finalizar el juego.

De acuerdo a los resultados de la encuesta, Odir fue a “leguas” el mejor jugador del encuentro. Ni siquiera su compañero Roberto Carlos Peña, ni Nicholas Addlery, que anotó un doblete para el Águila, lo destronaron del galardón moral entregado por el público.

Peña fue el más valioso solo para el 7% de los encuestados y Addlery lo fue para el 4.3%.

Gracias a su gol de camerino y el autogol convertido por Albarrán tras remate suyo de tiro libre, “el Chino” Flores se convirtió también en el mejor jugador de FAS de acuerdo con el 26.3% de los consultados. Addlery, por su parte, fue la pieza más importante del Águila según el 25% de los encuestados.

Muy buena

La final también se llevó las palmas y aprobó el examen ocular de la concurrencia. El encuentro recibió una calificación de 8.5 y dejó complacido al menos al 91.8% de los asistentes consultados, ya que el 57.3% lo calificó de muy bueno, el 34.5% de bueno y solo un 1.3% de muy malo.

Así, el partido por el campeonato del Apertura 2009 resulta ser el mejor entre las 12 finales registradas desde el Clausura 2004.

La única final que ha tenido un porcentaje cercano de aprobación fue la del Clausura 2006, siempre entre Águila y FAS, que obtuvo un 91.5%.

Simpatía naranja

La afición de Alianza y de Firpo, ajenos al duelo final entre FAS y Águila, también tomaron color partidario al momento de postrarse en los graderíos del Cuscatlán.

De los aliancistas que asistieron a la final, el 80% confesó que su apoyo era para Águila y un 15% acuñó a FAS como bandera.

Pero no solo los blancos endosaron su apoyo a los negronaranja. De la afición de Firpo que asistió al estadio, el 50% apoyó a los migueleños y el 25% a los santanecos. El otro 25% restante decidió no inclinarse hacia ninguno de los dos equipos.

El árbitro Joel Aguilar Chicas, aunque no incidió en el resultado y tuvo una actuación aceptable, obtuvo una calificación de 6.2 de parte de los aficionados que no vieron deficiencia alguna en el desempeño del central.