Foto por

Coloridos. Diversos colores y estilos de botines tiene Metapán.

1 de 2
  • Coloridos. Diversos colores y estilos de botines tiene Metapán.

  • Buena vibra. Metapán cerró su preparación con un entreno a medio gas en el Cuscatlán. Ahí Nicolás Muñoz demostró que quiere salir campeón por segundo torneo consecutivo.

Coloridos. Diversos colores y estilos de botines tiene Metapán.
Con el sueño de levantar la séptima corona y esquivar el protagonismo cerraron ayer su proceso de preparación los jaguares del Isidro Metapán.

Fue un entreno suave en el estadio Cuscatlán el que puso el punto final a una ardua semana de ensayos que comenzó tras dejar en el camino al campeón nacional, Águila, con un global de 4-2.

El equipo occidental acumula nueve finales en su hoja y muerto el rey, los jaguares reclaman el trono.

“Hemos cerrado de buena manera la preparación, estamos listos para el partido que sabemos será complicado. Estamos motivados, sabemos que habrá mucha afición de Alianza, pero esperamos ganar y celebrar”, comentó el delantero metapaneco Nicolás Muñoz, quien jugará su segunda final en el país.

Reforzó el punto Ramón Sánchez, volante de marca del equipo calero, quien disputará su tercera final: “Esperamos regalarle una corona más a nuestra afición después de los 90 minutos. Va a ser un partido muy peleado”.

La última sesión sirvió también para fortalecer la confianza del equipo y acoplarse al bote del balón oficial de la final.

El entrenamiento inició con la respectiva oración, un poco de calentamiento muscular, incluyó un partido corto interescuadras y cerró con lanzamientos desde el punto penalti por si acaso se repite lo de hace dos años, cuando ambos equipos definieron el título del Apertura 2010 en la lotería de los penaltis.

De nuevo, el técnico metapaneco, Edwin Portillo, advirtió una final de dientes apretados.

“Hemos analizado que Alianza lleva más marca en el medio con pelotazos para Fraser o Fito. Ellos plantean un campo destructor, pero nosotros estamos listos para contrarrestar su velocidad”.

Para Cristian Bautista, la final contra el Alianza servirá para desvirtuar los calificativos de jugador individualista. “Los dos equipos llegamos a la final por méritos propios. Se me ha criticado que soy individualista y ahora quiero ser figura, pero dando un pase a gol y anotar otro”.

Para Paolo Suárez, jugador curtido en finales y uno de los emblemáticos del cuadro occidental donde milita desde hace siete años, la unidad será clave.

“He disputado muchas finales, pero nunca había visto una armonía y positivismo. Hay buena vibra, estamos bien potenciados como equipo. Será una final difícil como todas, respetamos mucho al Alianza, pero no le tenemos miedo”, agregó .

Los subcampeones nacionales cubrieron todos los flancos desde lo táctico, físico y espiritual. Entre semana, los jaguares dieron gracias con una misa en la iglesia de San Pedro de Metapán.