Anegado. La calle luce inundada en la intersección del bulevar Constitución y la calle al volcán. Las fuertes lluvias originan el colapso de los drenajes.

Cuidado
Protección Civil pidió a la población tener prudencia al manejar, sobre todo en las ciudades porque colapsan los drenajes y hay muchos lugares que se inundan.
Un niño de unos 12 años de edad desapareció el martes cuando se bañaba junto con otro menor de edad en la poza El Jute del río Lempa, en el cantón Nombre de Dios de Sensuntepeque, Cabañas.

El Cuerpo de Bomberos informó que buscaban a Evelio A., quien presumiblemente fue arrastrado por la creciente a eso de las 9:00 de la mañana, cuando se bañaba.

Al cierre de esta nota, los bomberos no habían logrado localizar al niño.

En esta temporada de lluvias se contabilizan 10 personas fallecidas: tres por rayos, cuatro por arrastres de ríos; y el resto, ahogados en el mar. Tres de ellos son menores de edad.

Por otra parte, según el informe meteorológico de la Dirección General del Observatorio Ambiental (DGOA) del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), las tormentas se mantendrán hoy y hasta el sábado, sobre todo en la zona central y oriental del país.

El pronóstico realizado por el meteorólogo Walter Vanegas detalla que se observan perturbaciones y una onda del este muy activa, la cual está localizada cerca de Nicaragua. Todo esto permitirá que se generen chubascos y tormentas eléctricas dispersas de moderada a fuerte intensidad; se espera que la mayor precipitación sea en la zona central y oriental del país.

Torbellino

Condiciones similares son las que se han dado en los últimos días en el país y las que han permitido que se tengan ráfagas de viento y lluvia fuerte por cortos períodos de tiempo.

Un caso peculiar sucedió el martes a las 5:40 de la tarde con un torbellino en el sector de la finca del Espino, en la zona del sector occidental de la capital. Según expertos del MARN, esto se debe a una corriente de aire caliente ascendente en el interior de una nube vertical llamada “cúmulo nimbus”, la cual es arrastrada en forma giratoria por los vientos de la parte superior de la misma nube.

“Eso no nos debe llamar a zozobra, no estamos ante una cosa (torbellino) que va a dar más efectos de los dados porque nuestro país no tiene planicies interminables. Son síntomas del fenómeno del cambio climático”, advirtió ayer el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

Este tipo de fenómenos, por lo general, se forman en junio, julio y agosto. Dependiendo de la intensidad de los vientos, es posible que este sistema produzca levantamiento de techos.

Tras las lluvias del martes, Protección Civil registró un árbol caído en el patio de una casa en Apastepeque, San Vicente; dos viviendas dañadas en La Reforma, en El Espino.