Foto por foto de la prensa/

kskk. sakjdsasajdsa

1 de 3
  • kskk. sakjdsasajdsa

  • $171 millones. Luego de los recortes para gasto administrativo y disposición de desechos sólidos, el FODES para inversión social en 2013 asciende a $171.1 millones, cantidad menor a la deuda acumulada por los gobiernos municipales.

  • Desechos sólidos. El decreto aprobado en diciembre por la Asamblea autoriza el uso de fondos FODES para disposición final de desechos sólidos.

kskk. sakjdsasajdsa
Distribución del FODES
Los fondos transferidos por el Estado a las alcaldías tiene tres diferentes destinos: administración e inversión social, establecidos a través de la ley, y la asignación para desechos sólidos, establecida por decreto.
Administración
Para el pago de empleados y otros servicios de las 32 comunas del país se destina el 25% del monto total del FODES asignado anualmente. Para el caso del presente año, ese porcentaje equivale a $76.2 millones. La carga de la deuda reduce aún más lo disponible para inversión.
Inversión social
El monto asignado para el financiamiento de proyectos sociales, ya restado el fondo reservado para el pago del tren de aseo por parte de las comunas y el dinero destinado al funcionamiento administrativo de las alcaldías, asciende a $171 millones, según el cálculo hecho.
Disposición de desechos
Según el informe elaborado por la Unidad de Análisis del Presupuesto de la Asamblea, el 25% de los fondos FODES de 2013 destinados a la inversión social ($57.1 millones) ha sido reservado para que las comunas lo utilicen para pagar la disposición de desechos sólidos.
Las municipalidades del país han acumulado deudas respaldadas con el Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (FODES), que ya superan la asignación de los fondos destinados a la inversión de desarrollo local en el presupuesto que el Estado les ha asignado para 2013.

El presupuesto de FODES para el año en curso es de $304.7 millones, de los cuales el 25% será destinado al funcionamiento administrativo de las alcaldías. Esto representa $76.2 millones.

A ello hay que restarle otros $57.1 millones que fueron reservados para que las comunas financien la disposición de los desechos sólidos.

Luego de estas asignaciones, solo quedan $171.1 millones para inversión social, pero las comunas han acumulado una deuda que al cierre de 2011 llegaba a los $189.2 millones y la proyección era que subiera entre cinco y 10 millones en el transcurso de 2012.

La deuda total acumulada por los 262 municipios, hasta el cierre de 2011, llegaba a los 302.2 millones de dólares. Hasta el momento aún no se ha cerrado el ejercicio 2012.

Estas cifras están incluidas en un informe que elaboró la Unidad de Análisis y Seguimiento del Presupuesto (UASP) de la Asamblea Legislativa a petición de la comisión de hacienda, como parte del estudio para determinar si asignaba para el pago de disposición de desechos sólidos dinero del FODES destinado a la inversión en desarrollo local.

“El servicio promedio de la deuda municipal para el año 2011 fue de $189.2 millones, valor que es mayor a la disponibilidad de recursos de inversión excedentarios después de la aplicación de la propuesta”, sostiene el informe de la UASP, en referencia a la iniciativa de los gobiernos locales de asignar el 25% de los fondos de inversión del FODES para el tratamiento y la disposición de desechos sólidos.

El informe también dice que la deuda municipal global subió de $175 millones en 2010, cuando se creó el Fideicomiso de Reestructuración de la Deuda de las Municipalidades (FIDEMUNI), hasta los 302 millones de 2011.

El FODES comenzó a entregarse a los municipios en 1998 durante el gobierno del expresidente Armando Calderón Sol, con una asignación de $83.1 millones y solo se mantuvo estable en los años 2009 y 2010, cuando se asignaron $228 millones.

Muchas exigencias

Para la presidenta de la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (COMURES) y alcaldesa de Antiguo Cuscatlán, Milagro Navas, los municipios se enfrentan a las exigencias de la población en diversas áreas y muchos de estos no cuentan con ingresos propios ni para cancelar los salarios de sus empleados, por lo que tienen que recurrir al endeudamiento para responder a los reclamos de la población, argumentó.

Además, recordó que el servicio de la deuda actual de los gobiernos municipales se viene acumulando. “Muchos de los alcaldes tienen deudas adquiridas por municipalidades anteriores”, recordó la presidenta de la gremial de alcaldes.

En el caso de las municipalidades grandes como Antiguo Cuscatlán, Navas dijo que estas alcaldías tienen el recurso de la titularización de flujos futuros de impuestos, que permite descargar las deudas respaldadas con fondos del FODES.

Ese modelo financiero implementó Antiguo Cuscatlán, que al cierre de 2011 tenía $4.5 millones de servicio de deuda respaldada con el FODES y tiene asignado para 2013 $1,586,430 proveniente del Estado.

Navas considera que el problema se está agudizando especialmente en municipios pequeños con los retrasos en las transferencias por parte del Ejecutivo, que hasta el viernes no había entregado los fondos de diciembre, aseguró. “Yo lo que veo es un problema más grave porque en determinado momento las alcaldías se van a ver saturadas en sus pagos porque les ha aumentado el interés de los préstamos”.