La deuda de corto plazo adquirida por el Gobierno ha subido 40.7% a octubre, reportó el Banco Central de Reserva (BCR).

La colocación de Letras del Tesoro Público (LETES) tiene un saldo acumulado de $770.4 millones hasta octubre. En 2011, el mismo período, el saldo por estos títulos era de $547.6 millones. El sitio electrónico del Ministerio de Hacienda (MH) solo tiene datos hasta septiembre.

La falta de efectivo en la caja del fisco, frente a múltiples gastos pendientes, ha originado un círculo vicioso de LETES. Estos títulos se programan para pagarse en un período no mayor a un año y solo para el último trimestre de 2012 se deben cancelar $238.34 millones a los inversionistas que los adquieren.

Así, mientras se acumulan vencimientos, Hacienda coloca más deuda de este tipo para tener el efectivo necesario y poderlos pagar. De hecho, la próxima semana el MH ha convocado a la cuadragésima séptima subasta (colocación, emisión) de LETES.

Sin embargo, en comparación septiembre y octubre, el monto solicitado bajó de $40 millones a $20 millones. No obstante, siguen haciéndose colocaciones semanales, cuando a inicios de este año eran cada quincena.

Pero, además, la ganancia que se ofrece a quienes invierten en las LETES para financiar al Gobierno se ha duplicado, pasando de un promedio de 2% en el primer trimestre del año a porcentajes que llegan a 5%.

Para la reciente colocación de los $800 millones en eurobonos, el fisco adquirió un compromiso con los partidos políticos de reducir el techo de financiamiento con deuda de corto plazo.