Puesto legalizado. El comercio de los Melara, en el mercado Central, es uno de los 450 autorizados por la DNM.

Venta de medicina en mercados
Solo podrán vender medicamentos de venta libre (sin receta médica).
El miércoles, la Dirección Nacional de Medicamentos anunció que 240 farmacias, de un total de 2,600 inscritas en el país, ya ajustaron al menos dos medicamentos en cada conjunto homogéneo con los nuevos precios.
En El Salvador operan 54 laboratorios nacionales, 14 extranjeros asociados a FEDEFARMA y 56 extranjeros más que no están asociados a esta federación, afirmó el presidente Mauricio Funes.
Vicente Coto, titular de la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM), afirma que no permitirá la venta de medicinas en canastos y en puestos ambulantes. Lo que quiere, en cumplimiento de la Ley de Medicamentos, es promover que locales de mercados que cumplan con las condiciones adecuadas sean los únicos que comercialicen fármacos de venta libre, es decir, sin receta.

Sin embargo, en el mercado Central se observan ventas de medicinas en carretones y con productos expuestos al sol y al calor.

Para evitar las ventas ambulantes, el funcionario asegura que ya platicó con el fiscal general de la República, Luis Martínez, quien tiene claro que existe una separación entre la “venta legal” e “ilegal en los mercados”.

Por lo anterior, las ventas ambulantes serán perseguidas como cualquier delito, recalcó el más alto funcionario de la Dirección Nacional de Medicamentos.

Sin venta ilegal

Esa entidad entregó ayer licencias a 450 vendedores para que puedan comercializar medicinas en distintos mercados del país.

Evitar las ventas de esos productos de forma ambulante y en canastos garantizará que se comercialicen medicamentos seguros y se establecen condiciones físicas. Se mantendrá la calidad, recalcó el funcionario.

“También se puede combatir más fácilmente la venta ilegal de medicamentos, porque cuando usted va a llegar a un puesto legal, usted debe tener allí la documentación que ampare los productos que allí se encuentran”, dijo Coto.

Para legalizar las ventas, la DNM tomó en cuenta que sean comercializadas exclusivamente medicinas de venta libre (sin receta) y que el almacenamiento sea seguro en estantes o vitrinas.

Además, los puestos deben poseer condiciones de higiene, ventilación e iluminación y no deberán vender otros productos que no sean medicamentos, detalló la DNM. Los vendedores cancelaron a la dirección $25 por el derecho de primera vez y $10 anuales.

El evento de legalización de permisos fue realizado en Casa Presidencial y estuvieron presentes los comerciantes.

“Yo quiero agradecerles que se han sumado a este esfuerzo, que es otro cambio a favor del pueblo”, dijo el presidente Mauricio Funes a los vendedores de mercados.