Foto por

Óscar Panameño le entrega a don Rodolfo Dutriz un reconocimiento. Lo acompañan el licenciado José Roberto Dutriz, presidente ejecutivo de LA PRENSA GRÁFICA; José Manuel Carranza y Ana Margarita Chávez.

1 de 3
  • Óscar Panameño le entrega a don Rodolfo Dutriz un reconocimiento. Lo acompañan el licenciado José Roberto Dutriz, presidente ejecutivo de LA PRENSA GRÁFICA; José Manuel Carranza y Ana Margarita Chávez.

  • Don Rodolfo Dutriz, director de LA PRENSA GRÁFICA, acompañado de José Carlos Dutriz y el licenciado José Roberto Dutriz, presidente ejecutivo de LA PRENSA GRÁFICA.

  • Don Rodolfo Dutriz muestra su reconocimiento otorgado durante la presentación del libro “Las 100 historias que siempre quise saber”.

Óscar Panameño le entrega a don Rodolfo Dutriz un reconocimiento. Lo acompañan el licenciado José Roberto Dutriz, presidente ejecutivo de LA PRENSA GRÁFICA; José Manuel Carranza y Ana Margarita Chávez.
Para don Rodolfo Dutriz, que nació en San Salvador el 12 de septiembre de 1923, en el hogar formado por don José Dutriz Reffsmann y Antonia Tomé, es un honor el que le hacen el haber sido seleccionado para formar parte de este libro.

Él es miembro de la segunda generación Dutriz, único sobreviviente de esta, director de LA PRENSA GRÁFICA desde 1985 y revela en esta publicación el largo recorrido de su vida personal, familiar, periodística, así como sus gustos, pasatiempos, y muchas historias más, que hasta hoy en día muchas personas desconocían y que podrán conocer por medio de este tercer tomo del libro “Las 100 historias que siempre quise saber”.

“Cuando nací mi padre y mi tío tenían ocho años de publicar el periódico La Prensa, luego con mis hermanos lo heredamos y lo desarrollamos desde 1939 como La Prensa Gráfica. Ha sido mi vida y a través de él he tenido experiencias maravillosas y otras duras y difíciles”, relata el libro sobre la historia de la vida de don Rodolfo, quien nació, creció y continúa viviendo entre tinta, papel y noticias.

Al preguntarle ¿qué sintió al recordar la historia de su vida?, a este ilustre y exitoso caballero, que a sus ocho años creó un pequeño periódico al que llamó El Periodista, siendo esta su primera experiencia periodística, respondió: “Parece mentira pero me parece muy emocionante”.

En el libro los lectores podrán conocer la vida periodística de don Rodolfo, en la que destacan muchos reconocimientos a la labor de LA PRENSA GRÁFICA, así como de los galardones que se ha hecho merecedor su persona.

Al consultarle qué pueden esperar los lectores de este libro sobre cuál es el hecho más representativo de su vida, sin dudar un instante respondió: “Haber superado dos atentados, a esta mi edad (casi 90 años) para poder contarlos”. Con su voz pausada y dando gracias a Dios por sus largos años de vida dijo: “Doy gracias al Todopoderoso haberme protegido toda mi vida”.

Don Rodolfo, que es un ejemplo a seguir, con valores religiosos y humanitarios, y que formó su hogar con Enma Ruiz Quirós con quien tuvo dos hijos, Liliana y Rodolfo, expresó: “Me parece magnífico que los salvadoreños conozcan la historia de su país que tienen rasgos especiales a nivel internacional para mencionar, los acuerdos de paz, un acontecimiento de madurez digno de ser imitado”.

Don Rodolfo Dutriz, que ha sido un excelente esposo, padre, abuelo, tío y que ha sabido ser cabeza de familia, es un hombre con espíritu de roble que no lo doblegan ni las peores circunstancias, ni los momentos difíciles y que siempre ha salido adelante aunque haya tenido que poner en riesgo su vida. Todo esto y mucho más podrá ser descubierto en la historia de este exitoso personaje salvadoreño, plasmada en “Las 100 historias que siempre quise saber”.

“Un roble”

Margarita Chávez, coautora del libro, dijo cuando se le consultó sobre la elección de don Rodolfo Dutriz, para formar parte de este tercer tomo: “Don Rodolfo Dutriz es alguien maravilloso. Es un roble. Un roble que nada lo ha vencido”.

Expresó que uno de los aspectos de su vida que le pareció más fascinante fue que creó su propio periódico cuando era pequeño: “Él nace en medio de los papeles, periódicos, escritores y sigue en esa línea. Es un líder realmente en la rama del periodismo”. Entre los aspectos que caracterizan a don Rodolfo, según Chávez, está el espíritu de lucha, de no dejarse vencer. “A pesar de los atentados que tuvo en su vida siguió adelante...”, agregó.

Por otra parte, la coautora del libro también hizo referencia a LA PRENSA GRÁFICA: “Yo crecí con este periódico y estoy segura de que va a seguir siendo uno de los primeros periódicos de circulación en el país”.