El Salvador - Agosto 28, 2015

GD Radio

Dos salvadoreños en el cuadro de honor

Deportes
  • Deportes
  • / Otros Deportes

Destacados. Luis Morales (19) y Carlos Amaya (9), entre los mejores en Santa Lucía.

Luis Morales y Carlos Amaya ganaron premios individuales en Santa Lucía.

30 de Abril de 2013 a la(s) 6:0 / Rolando Alvarenga

Pese a no obtener la plaza directa para la tercera ronda de la eliminatoria al mundial Polonia 2014, El Salvador logró dos distinciones individuales en el regional del voleibol de sala jugado el fin de semana en la isla de Santa Lucía.

Estos premios fueron ganados por Luis “Pinky” Morales como el mejor defensa del torneo y Carlos “Gato” Amaya como el mejor receptor.

Morales es un joven talento de este deporte y Amaya es un veterano de mil batallas considerado por muchos como el mejor rematador que El Salvador ha visto.

No alcanzó

En un resultado amargo, y donde antes no hubo fogueos y tampoco se compitió con el equipo completo, El Salvador arañó la clasificación a la siguiente ronda de la eliminatoria, pero se le fue de las manos por la vía de los sets.

La Azul arrancó ganando 3-1 a San Kitts y Nevis (25-27, 25-18, 25-17 y 25-15) y sumó su segundo triunfo al ganar 3-1 al local con parciales 25-23, 19-25, 25-22 y 26-24.

En su tercer partido, los salvadoreños cayeron 1-3 ante Haití y por las combinaciones matemáticas quedaron fuera de la pelea por el título ante Santa Lucía, que al final se quedó con el boleto.

En su último y cuarto juego, El Salvador volvió a ganar a San Kitts y Nevis 3-1.

Quizá te pueda interesar

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.