La economía de Estados Unidos creció a un ritmo entre “modesto y moderado” hasta principios de enero, en un período en el cual el gasto y la contratación de empleados han estado bajo la sombra de una crisis fiscal, según indicó la Reserva Federal (Fed).

El “libro beige” de la Reserva, que recoge información sobre la actualidad económica en los 12 distritos del Sistema de la Reserva Federal, muestra que las preocupaciones acerca de los impuestos y gastos del Gobierno tuvieron impacto sobre el sector vivienda.

El informe destaca que en el sector vivienda se percibe un buen desempeño, con un incremento de las ventas de casas usadas en 11 de las 12 regiones del sistema, gracias a bajas tasas de interés.

El sector fabril, indicó el “libro beige”, ha tenido un ritmo de actividad ambiguo, y tres de las 12 regiones dieron cuenta de una disminución en la producción de las fábricas. En cuanto al mercado laboral, una de las mayores preocupaciones de la Reserva Federal, el panorama se ha mantenido sin cambios. El desempleo se mantiene en 7.8%.

Varios de los distritos reportaron una mayor cautela desde las empresas, en particular las vinculadas al sector militar, en cuanto a la contratación de trabajadores, debido a la incertidumbre del panorama fiscal.