Inventario. Las existencias de crudo en EUA cayeron la semana pasada, mientras que las de gasolina y destilados crecieron.

economia

El petróleo cayó más de un 2% el martes, retrocediendo desde un récord en 27 meses, ya que una toma de ganancias golpeó a todas las materias primas después de una serie de máximos durante el período de festivos de fin de año.

El crudo estadounidense para entrega en febrero perdió $2.17, o 2.37%, para cerrar a $89.38 el barril, tras alcanzar un máximo intradiario de $92.07, aunque terminó por encima del mínimo de la jornada de $88.36. En Londres, el crudo Brent para febrero disminuyó $1.31 a $93.53 por barril, lejos de un máximo previo de $95.74.

Inversores dijeron que la abrupta ola de ventas en los mercados de energía, metales y agricultura reflejaba una corrección del avance que cerró 2010, más que una repentina reversión del optimismo que convirtió a las materias primas en la principal clase de activos el año pasado.

Una presión adicional llegó desde el avance del dólar, que pasó a territorio positivo por la mejora del panorama económico de Estados Unidos.

Operadores dijeron además que aunque se espera una caída de inventarios en la semana pasada, hay expectativas de que crecerán en el nuevo año.

El descenso de los futuros del petróleo de Estados Unidos tiene lugar después de que cerraran el lunes a un máximo en 27 meses superior a los $91, tras unos datos manufactureros de Estados Unidos y Europa que sugirieron una mejora del crecimiento económico que podría impulsar la demanda de crudo.

“En la fijación de los precios de las materias primas había una prima por la fuga hacia la seguridad”, dijo John Kilduff, socio de Again Capital LLC en Nueva York.

“Con la recuperación económica ahora claramente a la vista y las acciones volviendo a ser los activos favoritos, ese vestigio de seguridad está perdiendo su atractivo. Eso está pasando con el petróleo y hay una caída libre similar en los metales preciosos”, agregó.