economia

El Banco Central de Argentina acordó el viernes flexibilizar la exigencia mínima que tienen los bancos con relación a los depósitos en dólares, en una señal de que habrá más disponibilidad de divisas para las entidades que están perdiendo provisión en moneda foránea.

Una fuente de la entidad dijo que la norma aprobada por el directorio supone que los bancos “podrán disponer de los dólares que excedan el 20% del encaje obligatorio y que no estén prestados”.

La norma implica que una vez descontado el 20% de encaje obligatorio, todo lo que no se entregue en créditos a exportadores podrá ser conservado por las entidades para hacer frente a eventuales requerimientos de sus clientes, agregó la fuente.

La medida se da en momentos en que los bancos están sufriendo de retiros de depósitos en dólares por parte de ahorristas argentinos que se sienten atemorizados por controles cambiarios impuestos por el Gobierno para frenar la fuga de capitales.

El Gobierno argentino dispuso hace dos semanas que las compras de dólares deben ser autorizadas previamente por la oficina recaudadora de impuestos, la AFIP, en un intento por frenar una fuga de capitales que llevó al Banco Central a perder unos $4,500 millones de sus reservas desde agosto pasado.

El Banco Central informó el viernes pasado que los depósitos bancarios en dólares cayeron 4.3% la semana pasada a $15,389 millones.

Al mismo tiempo, los depósitos en pesos no sufrieron una variación significativa.