La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, se congratuló por el anuncio de la agencia de calificación financiera Moody’s de elevar a grado de inversión la calificación del país.

“Esta es una excelente noticia”, dijo la mandataria en rueda de prensa acompañada de varios funcionarios, entre ellos el presidente del Banco Central de Costa Rica, Rodrigo Bolaños.

Moody’s elevó la semana pasada la calificación de Costa Rica a grado de inversión, al asignarle la nota Baa3 desde Ba1.

Esta calificación “no se veía desde hace unos 14 o 15 años”, dijo Chinchilla, agregando que “poner (al país) a engrosar este exclusivo club (de naciones bien calificadas) es una excelente noticia”.

Por su parte, Bolaños planteó que la mejor calificación permitirá al país conseguir créditos más baratos y favorecerá la llegada de inversiones.

Chinchilla dijo que ahora se necesita “generar consenso político para impulsar reformas”, entre las que destacó una tributaria destinada a elevar la recaudación y reducir el déficit fiscal, que bordeará el 5% este año y el próximo.