Las lluvias han generado pérdidas a  los productores de café por un monto que sobrepasa los $2 millones.

Estimaciones preliminares de la Fundación Salvadoreña para Investigaciones de Café (Procafé), señalan que hasta el 14 de octubre, casi el 7% del café que ya estaba maduro (16,810 de 243,292 qq) fue afectado por las malas condiciones del clima.

Las calidades más afectadas son bajío y media altura, por ser este el grano que ya había madurado. En el caso del grano de estricta altura, el daño es menor por que el fruto aún está verde.

La caída de café de forma prematura por el momento se estima, a nivel nacional, en 3,700 qq oro uva, mientras que el café rajado con potencial de pérdida asciende a 13,100 qq oro uva.

En la región occidental se calcula que se han perdido 10,491 qq de café, en el centro del país 4,340 qq, mientras que en la zona oriental se estiman pérdidas por 1,814 qq.

Procafé presentará la próxima semana nuevas cifras, ya que medirán el impacto que tendría la entrada de un frente frío, que podría aumentar las pérdidas en el sector.

Para este año cafetero se tenía previsto producir 1.85 millones de quintales, pero con las cifras preliminares de pérdidas, la proyección ha bajado a 1.83 millones de quintales.