El Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) urgió a las autoridades de gobierno y a la empresa privada a proteger a las mujeres, como uno de los grupos más vulnerables ante la crisis económica.

El contexto económico global que se vive actualmente, el desempleo y la disminución de las exportaciones, principalmente en el rubro de la maquila, afectan el empleo de las mujeres salvadoreñas, advirtió el UNFPA.

La tasa de desempleos en mujeres aumentó de 10.5% en 2008 a 14% en 2009, según datos proporcionados por el organismo.

En Centroamérica se calcula que se perderán 460,000 empleos este año. El 53% de la población en El Salvador son mujeres, se ha identificado que son cabezas de hogar, en buena parte, y que su remuneración es un salario familiar, es decir, que va destinado a la salud y educación del grupo familiar.

La representante en El Salvador de UNFPA, Leonor Calderón, explicó que, en el marco del Día Mundial de la Población que se celebra hoy, se hace un llamado a proteger a las poblaciones marginadas de la crisis económica.

En el país, uno de esos grupos es el de mujeres. “A pesar de que las estadísticas dicen que las mujeres son el 40% de la población económicamente activa de los puestos de trabajo, calculamos que deben ser más porque el aporte de las mujeres en tareas productivas y reproductivas siempre es mayor”, dijo Calderón.

Agrega que también estimaciones recientes indican que el 57% de los empleos que se van a perder son de mujeres.

Este hecho va encadenado también a que la mujer tiene más esperanza de vida en comparación con el hombre. El UNFPA indicó que las mujeres en El Salvador viven 10 años más que los hombres, en promedio, y enfrentan dificultades económicas hacia el final de su vida.

El porcentaje de población adulta mayor incrementó en el país de 5% en 1992 a 7% en 2007. De acuerdo a la representante del UNFPA, hay una fuerte demanda de servicios médicos, y buena parte de ellos no gozan de cobertura de gastos médicos ni tienen una pensión.

Así, se constituyen en un grupo sumamente vulnerable, durante la crisis económica.

El UNFPA hizo un llamado a mantener los niveles de desarrollo socioeconómico, a hacer un esfuerzo por mantener el flujo de crédito y a proteger los empleos de las mujeres en el sector privado. “Los salarios de las mujeres van directo a la familia, a la educación y la salud”, expresó Leonor Calderón. Además, instó a mantener la inversión en los servicios de salud.