El Salvador - Julio 27, 2015

GD Radio

MASESA abre nueva tienda en El Salvador

24 de Julio de 2009 a la(s) 18:0 / Redacción de Economía

El Grupo MASESA, único distribuidor de mototaxis, abrió ayer su tercera sala de ventas en el país, sumándose a los 27 distribuidores de motos a escala nacional, 33 puntos de venta de repuestos y 14 talleres autorizados.

“Somos una organización de carácter regional. Aquí en El Salvador, como un acto de confianza porque aquí el mercado ha sido muy bueno con nosotros, nuestra nueva sala de ventas”, afirmó Nicolás Díaz, gerente regional de Relaciones Públicas y Responsabilidad Social Empresarial de MASESA.

Dicha empresa nació en Guatemala hace 17 años, siendo en sus primeros años su mercado fuerte. Ahora, en Centroamérica posee el 14.17% del mercado de motocicletas, siendo líder en un sector considerado muy competitivo.

Según Díaz, en la apertura de la nueva sala de ventas se invirtieron $8,000, generando siete empleos directos. Este punto de ventas se encuentra sobre la Calle Chiltiupán, en Ciudad Merliot, jurisdicción de Santa Tecla, La Libertad.

Para este año la compañía prevé vender 25,000 unidades a escala regional, logrando a la fecha colocar un 50% de lo programado.

El Salvador es el país centroamericano donde menor presencia tiene MASESA en el mercado de motocicletas, pero lidera el de las mototaxis. Los planes de expansión incluyen aperturar próximamente una cuarta sala de ventas.

Como parte de sus actividades de responsabilidad social empresarial, MASESA entregó ayer 50 cascos a motociclistas.

Quizá te pueda interesar

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.