Almacenes SIMAN ofreció por segundo año consecutivo su Fashion Week, donde se mostraron los diseños más exclusivos y vanguardistas de la temporada, expresó Lisbeth Argueta, gerente de marca de Almacenes SIMAN.

Para muchas personas, las cadenas de distribución son un tema bastante común, pero para los que no están tan profundos en el tema las cadenas de distribución en la industria de la moda tienen sus características particulares, son aquellos medios por los cuales el fabricante de ciertas prendas o productos pone a disposición sus artículos para los consumidores.

Algunas de las boutiques y algunos almacenes trabajan con un canal de distribución directo, es decir, entre sus fábricas y sus almacenes, sin utilizar ningún tipo de intermediarios, ya que muchas veces el uso de estos llamados intermediarios incrementa el costo y el tiempo que se necesita para poner sus productos en los estantes y vitrinas de venta.

El procedimiento con el que se trabaja es normalmente liderado por un representante que inicia el proceso en el recinto aduanal, a estos personajes se les llama aduaneros y ayudan a tramitar legalmente los productos hasta que estos están listos para ser retirados con sus respectivos permisos y pago de impuestos.

Los almacenes que trabajan con fábricas en Europa, por ejemplo, tienen que lidiar con el cambio de la moneda y muchas veces con tan solo un día de diferencia pueden llegar a pagar el doble de impuestos, dependiendo del cambio que tenga la moneda con que se trabaja. Este es el ejemplo de muchas de las boutiques que se encuentran en el país que pertenecen a franquicias.

En casos como Almacenes SIMAN, uno de los almacenes por departamento de prestigio en El Salvador que trabaja de forma regional, pues se encuentra presente en varios países de la región, la cadena de distribución es variada ya que se puede hacer directamente desde las fábricas en distintas partes del mundo o a través de intermediarios dependiendo de la marca y el producto.

Como muchos en el mundo la industria de la moda, en El Salvador se trabaja con bastante tiempo de anticipación pues las marcas y las compañías de ropa y accesorios presentan con mucha anticipación lo que viene y estará de moda en las próximas temporadas.

Los almacenes tienen que pedir por diferentes formas de compra las prendas a sus fabricantes, para que estas estén ya ubicadas en el almacén o la boutique en el momento efectivo para el cliente.