Optimistas. Los contertulios tienen fe en la Azulita sub 20.

El “Güiri güiri al aire” de ayer comenzó con los panelistas Cristian Villalta, Rodrigo Arias y Roberto Águila analizando el partido que jugará la selección salvadoreña sub 20 contra Curazao el próximo jueves 21, arrancando su participación en el Premundial de CONCACAF que se juega en Puebla, México.

Y valía la pena hablar sobre ese partido, porque si el equipo cuscatleco logra una victoria ante los caribeños, estaría asegurando su pase a cuartos de final, y la opción de clasificarse entre los mejores cuatro para asistir por primera vez a un mundial de su categoría estaría más cerca que nunca.

Aunque hay optimismo entre los panelistas y los radioescuchas de poder vencer a Curazao, se hizo la reflexión de que supuestamente la isla caribeña ha trabajado mucho con sus selecciones menores, pues para estar en Puebla en este premundial eliminó a Trinidad y Tobago, país con mayor potencia futbolística a escala internacional.

El segundo tema del programa fue el análisis sobre lo que dejó el partido más atrayente de la fecha, que fue el que jugaron FAS y Alianza el sábado en el estadio Óscar Quiteño, y que dejó un triunfo tigrillo de 2-0 sobre los paquidermos.

La conclusión de los tres contertulios consistió en que el conjunto tigrillo fue más práctico para llegar al gol frente a una buena propuesta futbolística del Alianza.

Para todos fue un buen partido que el FAS pudo resolver con un golazo de Alexander Larín y el oportunismo del veterano Williams Reyes.

Y enseguida llegó el enfoque sobre la mala racha que vive el Águila, que no pasó del empate ante el benjamín Santa Tecla.

El relajo

El programa cerró su espacio comentando lo feo que pasó en el estadio Quiteño luego del partido FAS-Alianza. Y para ampliar detalles sobre los desórdenes ocurridos se tuvo comunicación con Mauricio Contreras, de la Turba Roja, quien explicó que todo pasó porque la UMO golpeó a un niño y eso encendió los ánimos de la hinchada.