El perejil es una planta bianual que crece en lugares húmedos y ricos a pleno sol o con sombra parcial. Las hojas son de color verde brillante y tienen forma de pluma. Las flores son de un color amarillo verdoso y crecen agrupadas.

En la tradición popular, el perejil se ha utilizado para favorecer la menstruación, facilitar el parto, es útil para tratar la urticaria y aliviar los síntomas de alergias. También se ha utilizado como tónico hepático y como laxante.

Durante el embarazo y la lactancia no se debe consumir perejil, las personas con enfermedades renales deben consultar con su médico.

Aplicación

Los emplastos de perejil pueden calmar los síntomas de ojos irritados y cansados, el zumo de perejil se puede utilizar como repelente de mosquitos y sobre el cabello y cuero cabelludo ayuda a combatir la pediculosis.

Modo de uso

Para la infusión se colocan 60 gramos de hojas frescas de perejil o de raíz en un envase caliente de vidrio. Se añaden 2.5 tazas de agua no clorada a punto de ebullición; su cubre y se deja reposar por unos minutos. Después se cuela y se bebe cuando la infusión ha enfriado. Se puede guardar durante 2 días en el refrigerador y tomar hasta 3 tazas diarias.