Sin peso. El crudo subió, pese a las preocupaciones sobre los suministros de petróleo en Oriente Medio debido al conflicto de Siria.

El petróleo de Texas subió el 0.97% y cerró en $86.73 por barril en una jornada marcada por los datos económicos positivos del sector industrial de Estados Unidos, que creció un 1.1% en noviembre.

Al cierre de la última sesión de la semana en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero, los de más próximo vencimiento, aumentaron $0.84 al precio de cierre del jueves.

El llamado “oro negro” cerró la semana a la alza a pesar de que persisten las preocupaciones sobre los suministros de petróleo en Oriente Medio debido al conflicto de Siria.

Influyó más sin embargo los datos divulgados el viernes por la Reserva Federal que indicaron que la producción industrial en Estados Unidos creció un 1.1% en noviembre tras recuperarse de los efectos del ciclón Sandy a finales de octubre.

Los buenos resultados de la industria de China, que se expandió hasta el nivel más alto en los últimos catorce meses, también influyeron en los operadores a la hora de decantarse por las compras de futuros del crudo.