El Salvador - Septiembre 1, 2015

GD Radio

El protagonismo está repartido

Deportes
  • Deportes
  • / Otros Deportes

Lorena Zepeda, Carlos Burgos y Ricardo Chávez son los llamados a ganar el campeonato nacional por categorías, que tuvo un comienzo parejo.

11 de Febrero de 2013 a la(s) 6:0 / Redacción de Acción

En menos de 30 movimientos sobre el tablero, Carlos Burgos ganó la partida a David Blanco y registró su segundo punto en el torneo por categorías de la Federación Salvadoreña de Ajedrez.

Burgos (maestro internacional) junto a Lorena Zepeda, Carlos Chávez, Julio Pacheco y Jorge Girón encabezan la clasificación en la categoría superior tras quíntuple empate a dos puntos.

Según datos de la FSA, Zepeda firmó su segunda victoria con un jaque mate sobre Mauricio Hernández, mientras que Julio Pacheco hizo lo propio ante el campeón de revisión de rating Daniel Arias, mientras la maestra FIDE Ingrid Sánchez cayó frente a Jorge Girón.

En otros resultados de la segunda ronda, Jorge Tobar perdió el juego y el invicto contra el maestro FIDE Ricardo Chávez, quien se mantuvo firme en el pelotón de líderes tras la segunda ronda.

En el campeonato nacional por categorías que inició el fin de semana compite un total de 150 ajedrecistas distribuidos en el nivel superior, primera y segunda fuerza.

En primera categoría un grupo de seis ajedrecistas encabezados por Freddy Barrientos, Cristian Rodríguez y David Sánchez quedó en plan de escape de un total de 17.

En segunda el panorama es más parejo, con 13 tableros igualados a dos puntos y otro grupo de ocho con 1.5.

Quizá te pueda interesar

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.