Islas afectadas. El mapa de la propuesta de una salida al Pacífico para Honduras en el golfo de Fonseca, que publicaron ayer los medios de comunicación de ese país, pasa por dejar sin espacio marítimo para El Salvador a las islas de Meanguera y Meanguerita.

La discusión sobre los límites marítimos en el golfo de Fonseca, cuya salida al océano Pacífico está bajo la soberanía de El Salvador y Nicaragua, no está dentro de la agenda de la reunión tripartita que tendrá el presidente de la República, Mauricio Funes, con sus pares de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Honduras, Porfirio Lobo, la próxima semana en Managua.

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, David Rivas, confirmó ayer a LA PRENSA GRÁFICA que en la agenda de la reunión (que se estudia si será el próximo martes o miércoles) solo está un proyecto de manejo y desarrollo integral del golfo de Fonseca, en el que se buscan beneficios para los tres países, y detalló que no existe el tema de espacios limítrofes marítimos en cuanto a conceder a Honduras una salida al océano Pacífico.

Medios de comunicación hondureños publicaron ayer una propuesta que se supone fue difundida por la cancillería de ese país en la que se daría a Honduras salida al océano Pacífico mediante la figura de “cosoberanía” entre los tres países, en una distancia de 7.99 millas náuticas, lo que reduciría el espacio marítimo para El Salvador y Nicaragua a 5.50 millas náuticas para cada país, en la línea que inicia en Punta Amapala (La Unión) y termina en Punta Cosigüina (Nicaragua).

Esa propuesta sería llevada a la reunión tripartita de la próxima semana por el presidente hondureño, detallaron los medios de información de ese país.

Rivas, además de que negó que El Salvador irá a Managua a negociar límites marítimos con Honduras, expresó el desánimo del Gobierno salvadoreño sobre la propuesta hondureña, ya que reconoce que el país vecino está en un período electoral y el tema de los límites en el golfo toma tintes de campaña proselitista.

El diputado Sigifredo Ochoa Pérez, quien fue durante varios años embajador de El Salvador en Honduras, coincidió con Rivas. “En Honduras, cada vez que hay período de elecciones, se acostumbra a generar un supuesto conflicto con los vecinos, especialmente nosotros (El Salvador). Siempre buscan desviar la atención de sus problemas internos generando problemas fronterizos”, dijo Ochoa Pérez.

El legislador recordó que un fallo de la Corte de La Haya “no concede, per se, una salida al Pacífico para Honduras”. “Ellos tienen el derecho de paso inocente, por el que pueden salir embarcaciones, menos militares, y en todo momento reconociendo que están en aguas o de El Salvador o de Nicaragua”, dijo Ochoa Pérez.

El exembajador salvadoreño en Honduras dijo que el país vecino siempre ha tratado de provocar conflictos en el golfo para recurrir al Consejo de Seguridad de la ONU, pero que El Salvador siempre ha mantenido una actitud pacífica.