Dos personas fueron asesinadas con arma de fuego en distintos puntos del departamento de Sonsonate.

La Policía Nacional Civil (PNC) informó que a las 11:30 a. m. del miércoles, se registró el homicidio del jornalero Isaac Hernández Martínez, de 29 años, quien laboraba en la finca Buenos Aires del cantón del mismo nombre de Juayúa.

Según las primeras investigaciones, Hernández se encontraba en la finca, hasta donde llegaron varios desconocidos que sin mediar palabras le hicieron varios disparos a quemarropa y luego huyeron.

Parientes la víctima dijeron que ya había sido amenazado de muerte por presuntos miembros de pandillas, aunque prefirieron no adelantar más detalles.

Familiares se quejaron de la tardanza de las autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR) y de Medicina Legal, ya que a pesar de que el crimen fue informado al mediodía, llegaron hasta las 4:30 p. m.

En la tarde del mismo miércoles, fue asesinado Walter Navas Vargas, de 30 años, quien fue atacado a balazos en la lotificación San Felipe del cantón Tatopa, en Sonsonate.

Navas fue interceptado por desconocidos cuando salía de su casa y luego de asestarle varios disparos se dieron a la fuga.

La PNC maneja que en ambos crímenes podrían estar involucrados miembros de pandillas y se sospecha de posibles rencillas personales.

La Policía cuenta con algunas pistas sobre los posibles criminales, cuyas capturas se podrían dar en los próximos días luego de afianzar las pruebas en contra de ellos, se dijo.

Hasta ayer, se reportaban 15 asesinatos en lo que va de julio. El número es considerado bajo para las autoridades teniendo en cuenta que en el departamento se registró casi un homicidio por día en meses anteriores.