Monitoreo. Un técnico del SNET revisa el radar que fue colocado ayer en el Centro de Desarrollo Profesional Docente en San Miguel.

departamentos

Un radar para monitorear las masas de lluvia y su dirección en la zona oriental fue instalado ayer por personal del Sistema Nacional de Estudios Territoriales (SNET) en el Centro de Desarrollo Profesional Docente (CDPD) en San Miguel.

El aparato servirá para estimar la cantidad de lluvia, así como la dirección de esta, y los niveles de las tormentas: suaves, intermedias o fuertes, explicó el especialista en monitoreo del SNET, Saúl Canjura.

Ayer fue concluida la instalación del aparato, pero hay que hacer pruebas y calibrarlo, por lo que a partir de la próxima semana podría estar listo. Este podrá ser monitoreado desde la sede central del SNET vía internet y también en el sitio donde queda instalado. Este tiene capacidad de monitoreo de hasta 60 kilómetros a la redonda.

Con el radar se podrá establecer medidas de alerta temprana que tendrán que ser monitoreadas junto a los líderes comunales. Se necesita además el uso de pluviómetros para puntualizar mejor la cantidad de lluvia que se registra en cada zona.

Este es el tercer aparato similar que es colocado en todo el país, ya que anteriormente fueron puestos el de San Salvador, en la sede del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y el de Santa Ana.