Innovación. Expertos coreanos asesoran a técnicos del CENTA para el cultivo de hortalizas con la técnica hidropónica.

departamentos

El Gobierno de la República de Corea invierte en El Salvador $2 millones para el proyecto “Desarrollo de tecnología hidropónica de hortalizas bajo invernadero”, que ejecutará el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA).

El proyecto consiste en la implementación de tres invernaderos industriales para hidroponía, fertirriego y producción de plantines. Además, para la construcción de un invernadero tipo artesanal, un laboratorio para análisis de soluciones nutritivas y calidad de agua y un centro de capacitación para técnicos y productores.

Las actividades están siendo apoyadas por especialistas de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA).

Armando Castellanos, coordinador del proyecto CENTA/KOICA, dijo que este permitirá desarrollar investigación en cultivos hidropónicos haciendo uso de soluciones nutritivas adaptadas a nuestras condiciones.

Además, están evaluando el comportamiento agronómico de nuevas hortalizas bajo la tecnología de fertirriego y técnicas para uso de sustrato alternativo de bajo costo en el país.

Actualmente, en los invernaderos se evalúan diferentes variedades de tomate, chile, pepino, lechuga y melón, en los cuales se encuentran materiales salvadoreños y coreanos.

Tecnología avanzada

El invernadero de hidroponía consiste en cultivar plantas sin utilizar el suelo, es decir, que su raíz se encuentra en un sustrato inerte (sustrato de coco) en la que están cultivadas diferentes variedades de tomate y chile de colores.

Según el encargado del proyecto, con esta tecnología se tiene la ventaja de incrementar la productividad y puede ser controlada a través de un sistema computarizado, que automáticamente programa los riegos para cada planta, con cantidad de nutrientes y volumen de agua por planta, entre otras actividades.

En el caso del invernadero para fertirriego, los técnicos del CENTA y KOICA evalúan diferentes opciones para sustrato, tales como piedra volcánica, piedra blanca, perlitas y “peat moss” entre otros, así como también distanciamientos de siembra.

Con la tecnología de fertirriego se cultiva pepino, melón, lechuga, tomate y chile directamente al suelo.

El experto coreano Lee kyeong Koog dijo que esta tecnología es más sencilla y barata y permite que los productores con poca experiencia puedan producir. “Este proyecto de desarrollo servirá para que otros países de Centroamérica puedan conocer la tecnología que se ha implementado en CENTA para la producción de hortalizas”, aseguró.

El invernadero para plantines tiene una capacitad de producir hasta 23,000 plántulas por mes, donde son hospedadas por un determinado tiempo y posteriormente trasladadas a los invernaderos de hidroponía y fertirriego.

Los encargados del proyecto esperan obtener producción con un volumen mínimo estimado de tomate 10,000 kilogramos.