Muerte violenta. Investigadores de la Policía inspeccionan el lugar donde ayer en la tarde se perpetró el homicidio más reciente registrado en el departamento de Usulután. El hecho ocurrió en las cercanías de la laguna del Palo Galán, en Santa María.

departamentos

Dos homicidios registró la Policía Nacional Civil (PNC) el miércoles por la noche en el departamento de Usulután.

Con estas muertes a falta de menos de 24 horas para que concluya 2010 suman 138 los homicidios registrados en el año en el departamento de Usulután.

Las cifras registran una reducción de 24 muertes violentas menos que 2009, que cerró con 162.

El primer caso se registró aproximadamente a las 7 de la noche a inmediaciones de la comunidad La Gaviota del municipio Jiquilisco, por la línea férrea.

Luis Alonso Magarín, de 31 años, fue atacado por dos pandilleros que lo emboscaron cuando regresaba de una licorería. “No tuvo tiempo ni de correr. Le dispararon a quemarropa”, informó un investigador de la Policía.

De acuerdo con la investigación preliminar, la víctima tenía relación con una pandilla y eso le habría significado ser considerado un enemigo de los rivales.

El segundo homicidio se registró ayer aproximadamente a las 2 de la tarde en el sector de la laguna del Palo Galán, municipio de Santa María, al oriente de la ciudad de Usulután.

La víctima en este caso fue identificada como José Manuel Romero Canizález, de 24 años, quien había llegado al lugar procedente del cantón San Marcos del municipio San Antonio del Mosco, en San Miguel.

Según versiones de testigos, la víctima se encontraba en una licorería cuando fue sorprendida por dos jóvenes, al parecer pandilleros, quienes sin motivo aparente le dispararon en al menos seis ocasiones, para después huir sin ser identificados.

Romero Canizález aún con vida fue trasladado hacia el Hospital Nacional San Pedro de Usulután, donde se confirmó su deceso tras ser intervenido.

Sospechas

En este caso, al igual que la mayoría de los 13 homicidios registrados en Santa María durante el año, se sospecha está involucrada una pareja de menores sicarios que operan en el sector.

Extraoficialmente se conoció que uno de los dos menores fue detenido vinculado a este nuevo crimen, pero al cierre de la nota las autoridades no habían confirmado la versión.

“Consideramos que se trata de los mismos menores pandilleros los que llevan a cabo las ejecuciones que la pandilla planifica, cuyas víctimas generalmente son miembros de la pandilla rival”, aseveró una fuente policial el miércoles pasado, luego de otro homicidio que se atribuye a la pareja de menores.