Foto por FOTO DE LA PRENSA/Flor Lazo

Demanda. Decenas de nicaragüenses llegan a la oficina de San Miguel en busca de la residencia permanente.

1 de 2
  • Demanda. Decenas de nicaragüenses llegan a la oficina de San Miguel en busca de la residencia permanente.

  • Trámite. En las oficinas migratorias de San Miguel funciona la ventanilla consular de Nicaragua.

Demanda. Decenas de nicaragüenses llegan a la oficina de San Miguel en busca de la residencia permanente.
“En las próximas semanas se entregará cerca de 25 carnés de residentes, a nicaragüenses.”
Rubén Alvarado
director de Migración y Extranjería
En busca de un sueño
La zona oriental tiene una fuerte presencia de nicaragüenses.
La mayoría se emplea como jornaleros, empleadas domésticas, albañiles, agricultores, y de otros oficios.
Existen colonias de nicaragüenses que se radicaron en la región fronteriza del departamento de La Unión hace 20 años.
Se confirmó que la migración masiva de nicaragüenses a El Salvador inició hace aproximadamente una década.

departamentos

El plan piloto, para legalizar a los nicaragüenses que residen de manera ilegal en el país, ha comenzado a rendir frutos. Este proyecto es impulsado por la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) y la embajada de Nicaragua, para beneficiar a los nicaragüenses que ya tienen un arraigo familiar en el país.

De marzo hasta la fecha, en las oficinas migratorias de San Miguel, se han presentado 1,375 personas, interesadas en legalizar su situación migratoria en El Salvador.

Rubén Alvarado, director de Migración y Extranjería, explicó que la mayoría de nicaragüenses que han solicitado información, están radicados en ciudades importantes del oriente del país, entre las que figuran San Miguel, La Unión, Santa Rosa de Lima y Usulután.

Se contabilizan 106 solicitudes que cumplen con los requisitos básicos, y ya están siendo tramitadas en la ventanilla consular nicaragüense que funciona en el local de migración en San Miguel.

“En las próximas semanas se entregará cerca de 25 carnés de residentes, a nicaragüenses que ya cumplieron con los requisitos para obtener su residencia temporal y permanente”, dijo Alvarado.

Para las autoridades de Migración y Extranjería, las cifras son alentadoras, pues significa que un buen porcentaje de los nicaragüenses que emigraron hacia El Salvador –en busca de mejores oportunidades– están interesados en radicarse permanentemente en el país.

“En la primera evaluación del programa se le cataloga como todo un éxito, pues se ha logrado impactar en la población meta, gracias a los planes de divulgación que se han llevado a cabo en los municipios más grandes de la zona oriental, por ser esta la región donde se ha asentado la mayor cantidad de nicaragüenses”, dijo Sandra Lovo, directora de Extranjería de la DGME.

Requisitos

Aunque diariamente llegan alrededor de 25 a 30 personas a solicitar información, solo un porcentaje de estos puede acogerse al plan de beneficio migratorio, para lo cual deben los solicitantes residir en el país desde 2008, además deben contar con un fuerte arraigo familiar, es decir, que tengan hijos nacidos en El Salvador o que sus cónyuges sean salvadoreños.

Lovo agregó que los nicaragüenses también deben entregar otros documentos, para optar al carné de residente salvadoreño.