Foto por Foto de LA PRENSA/Cortesía

Atención. El CENTA atiende en Jujutla, Guaymango y San Pedro Puxtla, donde hay 368 huertos familiares, y se han entregado materiales y semillas para la producción de hortalizas.

1 de 2
  • Atención. El CENTA atiende en Jujutla, Guaymango y San Pedro Puxtla, donde hay 368 huertos familiares, y se han entregado materiales y semillas para la producción de hortalizas.

Atención. El CENTA atiende en Jujutla, Guaymango y San Pedro Puxtla, donde hay 368 huertos familiares, y se han entregado materiales y semillas para la producción de hortalizas.
“Con el huerto casero dispongo de alimentos para la cocina.”
Dora Amaya
productora beneficiada
200
los huertos caseros que se pretende realizar en el país durante 2012.
La agencia del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal CENTA es la encargada de brindar asistencia agrícola en el municipio de Guaymango, por medio de esta metodología.
departamentos

Son familias productoras que ven los primeros frutos de sus huertos caseros de la venta de carne y huevos de gallina mejorada en los cantones Morro Grande, Los Platanares y El Escalón, en el municipio de Guaymango, departamento de Ahuachapán.

 

Una de esas familias es la de Nohemí del Carmen Gómez, ama de casa y que además atiende un pequeño huerto familiar con su esposo, Luis Alonso Beltrán; ellos disponen de una variedad de hortalizas sembradas en un área de 20 metros cuadrados.

Además, ellos son apoyados por uno de los hermanos de Luis en el manejo de los cultivos, quien ha recibido capacitación agropecuaria por parte de la Familia Demostradora (FD) local.

 

Esta familia aprende y al mismo tiempo comparte conocimientos con el resto de la comunidad del caserío Los Mangos, en el cantón Morro Grande. Dicho aprendizaje comprende técnicas en producción de cultivos, manejo de especies menores y mejoras de la calidad de vida en el hogar, y es parte de la metodología del Plan de Agricultura Familiar (PAF), Programa PAF – Seguridad Alimentaria que ejecuta el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

 

Luis Beltrán dice que en diciembre pasado se unió a su hermano para sembrar diferentes cultivos en áreas pequeñas y a inicios de febrero lograron recoger sus primeros pepinos, los que posteriormente cosecharon y repartieron entre seis familias compuestas por 30 personas. Dijo que en esa ocasión se cultivó para consumo familiar y piensa ampliar el área de siembra para obtener ingresos extras.

 

El personal técnico de la Agencia de Extensión El Peñón del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal Enrique Álvarez Córdova (CENTA) es el encargado de brindar asistencia agrícola en el municipio de Guaymango, a través de esta metodología que busca reducir la inseguridad alimentaria facilitándoles tecnología, disponibilidad, acceso y consumo de alimentos sanos. Otro caso es de Ricardo Ernesto Tobar, productor de la zona que comenta su experiencia en la producción de frijol y maíz, y cómo gracias a la FD aprendió a manejar los cultivos de chile, pepino, tomate, rábano, ejote, mora y chipilín.

 

En el mismo caserío se encuentran dos FD que tienen a su cargo familias irradiadas en la que comparten sus experiencia con el resto de los beneficiados, la cual tiene como objetivo junto con los técnicos del CENTA llegar a más familias de la zona a que aprendan y dupliquen las técnicas de producción agrícola.

 

Roberto Amaya y María Eurelia de Amaya, del caserío Los Asencio, cantón Escalón, son parte de una FD que tiene a su cargo siete familias irradiadas y que en total atienden a 35 personas, quienes desde el 6 de diciembre del año pasado sembraron sus cultivos y además cuentan con gallinas rojas. Esta familia logró producir para el consumo y comercializar parte de su cosecha, ejemplo de ello es el rábano a $5, así como también chile dulce, y manifiestan que sus vecinos buscan gallinas y huevos para reproducir la raza.

 

“Mis gallinas rojas las vendí a $6 cada una y los huevos los doy siete por $1, y eso me sirve para ir pasando. Con el huerto dispongo de alimentos para la cocina”, asegura Dora Amaya, una de las beneficiadas.

 

Carlos Alberto Chacón, jefe de Agencia CENTA El Peñón, asegura que atienden en los municipios de Jujutla, Guaymango y San Pedro Puxtla, donde hay 368 huertos familiares y han entregado materiales y semillas para la producción de hortalizas, así como también algunas cocinas mejoradas valoradas en $150.

 

Cristóbal Betancourt, consultor de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), organismo que acompaña el programa, dijo que en el PAF se establecerán en oriente y occidente del país 200 huertos este año.